Buscar en macroinstantes

lunes, 30 de septiembre de 2013

Déjame en el campo

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Chamaeleonidae
Género: Chamaeleo
Especie: Chamaeleo chamaeleon (Linnaeus, 1758)


El camaleón (Chamaeleo chamaeleon) es un lagarto arborícola altamente especializado para la vida en los árboles. Desde su cola prensil, hasta sus manos transformadas en pinzas, todo él está diseñado para moverse, vivir y alimentarse por las ramas de los árboles.

En cuanto lo sacamos de un árbol, el camaleón se encuentra como un pez fuera del agua o como un calamar en un garage. No le gusta y se agobia.

Pero resulta que en un mundo donde los reptiles suelen despertar en la gente común miedo, asco, odio, o todas estas cosas a la vez, el camaleón va y cae simpático a la gente, que lo encuentra gracioso, sorprendente, interesante, o todas estas cosas a la vez. ¿Y qué hace la gente con las cosas que le resultan graciosas, sorprendentes o interesantes? Se las lleva a su casa, naturalmente.

Esto es algo que debe evitarse. Es malo para los camaleones, que extraídos de su hábitat malviven, enferman y finalmente mueren. Es malo para las personas, que ya no podrán disfrutar de la visión de un camaleón en su habitat porque otra persona egoista se lo ha llevado a su casa. Y es malo para el bolsillo, porque la posesión de camaleones capturados en el campo está prohibida y penada con importantes multas.

Si durante un paseo campestre nos alegra encontrar un camaleón, ¿por qué no hacerle una foto y dejarlo donde está para que otros puedan alegrarse tambien de verlo? Si queremos mostrarselo a amigos y familiares, ¿por qué no llevarlos otro día para admirar al camaleón en su árbol en lugar de que lo vean estresado y asustado en una jaula?

Esa es la idea que la Asociación Serbal intenta transmitir a la gente, y para ello se han hecho unos carteles informativos, en cuya elaboración participé aportando las fotografías.



Tras buscar en internet fotografías de camaleones y de manos, no encontré imágenes de alta calidad adecuadas y libres de derechos, por lo que decidí realizarlas yo mismo.

Aprovechando los permisos de captura expedidos por la Consejería de Medioambiente para el marcado de ejemplares durante los censos, se capturó temporalmente un macho al que le hice algunas fotografias con fondo blanco, siendo después devuelto a su árbol. También hice fotos de una mano en actitud de coger al camaleón.

Si alguna asociación, colectivo o particular sin animo de lucro quiere la plantilla del cartel para adaptarlo o disponer de las fotografías en alta resolución para algún fin loable relacionado con los camaleones y su conservación o divulgación, solo tiene que pedirlas.

Un reptil jamás será una mascota como un perro o un gato. Jamás establecerá lazos afectivos con su compañero humano. Como mucho se acostumbrará a su presencia y lo verá como la fuente de donde procede su alimento. Como mascotas, los reptiles son realmente lamentables. Como capricho excéntrico con el que sentirnos más originales que el vecino, son fantásticos. Si alguien siente la necesidad de tener un camaleón en su casa, que vaya a una tienda de animales y adquiera un ejemplar de alguna especie exótica criada en cautividad y bien adaptada a la vida en cautiverio, un terrario adecuado e información acerca de los cuidados requeridos.

Y los camaleones silvestes que se queden donde están, que están muy bien.

6 comentarios:

  1. Muy buena entrada. Es más, aunque muchos anfibios y reptiles se puedan manejar fácilmente para verlos de cerca y fotografiarlos, eso debe evitarse a toda costa. Disfrutemos de ellos a una prudente distancia y sin molestarlos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Jesús, hay que evitar molestarlos, justo ahora se ven hembras preñadísimas con la panza hinchada cargada de huevos, es dificil saber que efecto puede tener estresarlas manoseandolas o molestandolas de cualquier manera, pero seguro que bueno no es, pero esta entrada va dirigida a los que directamente se los llevan a casa, que te sorprendería la cantidad de gente que se los sigue llevando. Ante esta situación, incluso cogerlo momentáneamente y dejarlo luego donde está es un mal menor comparado con llevarselo, aunque esto tambien tiene multa, se puede mirar, pero no tocar! Ni para hacer foto ni para nada si no se dispone de los correspondientes permisos!

      Eliminar
  2. Hola enhorabuena por este trabajo tan loable. Es muy importante llegar a la máxima gente posible usando todos los medios posibles y por eso desde Alicante también estamos aportando nuestro granito de arena, iniciando una campaña parecida para concienciar y persuadir sobre este animal. Tal vez por lo extraño en nuestra tierra, parece que hay una gran presión sobre sus espaldas, presión que intentamos también sofocar con la divulgación de otro cartel. Os invitamos, al autor de este blog y a todos sus visitantes, a que echeis un vistazo a nuestro trabajo, ya que aunando nuestra fuerza el resultado será mayor.

    http://www.camaleones.hyla.es/difusion_archivos/cartel2b%20copia.jpg - Enlace del cartel

    Un saludo compañero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En Alicante hay camaleones? Sabía que hay varias poblaciones en Murcia... Me alegra ver que hay más inciativas en la misma línea.

      Eliminar
  3. Con todas las citas que tenemos en los últimos años en Alicante, no cabe duda de que el camaleón común ha optado por instalarse en nuestra tierra. No sabemos (o no sé) si el origen de estas poblaciones es fruto de nuestra intervención o ha sido una expansión natural, pero lo que está claro es que están aquí! La verdad es que no resulta raro de pensar en una intrusión natural, ya que el clima, sobretodo en la mitad sur de Alicante, es muy similar al de Murcia y Almería (misma provincia biogeográfica) además del vacio en el nicho que ellos ocupan.

    Esperemos que con la ayuda de todos, pueda instalarse cómodamente. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. pues si ya lo tenemos por toda la costa almeriense y zonas de interior no lejanas a la costa, quizas la captura y luego sueltas...hallan colaborado en parte a su expansion... lo que si he podido comprobar es que no se rinde y aumenta cada día su poblacion, no teme al hombre y encuentra buen habitad en cualquier parte. Los veo a 700 metros de altitud desde donde se ve el mar a lo grande y ancho y en mi cortijo a 15 metros de altitud en olivos o naranjos... es un todo terreno sin duda alguna y me alegra el dia siempre que los veo. De todas maneras este clima y terreno parecen estar hechos para ellos: http://www.flickr.com/photos/pedrolamazares/8505730157/
    antonio david tortosa

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...