Buscar en macroinstantes

domingo, 31 de mayo de 2009

Abeja de largas antenas

Clase: Insecta
Orden: Hymenoptera
Familia: Apidae
Género: Eucera s. l.
Especie: Eucera sp. (?)


En un alarde de imprudencia, yo identifico a todas estas abejas de largas antenas como machos de Eucera sp., entendiendo un Eucera sensu lato, pues sospecho que el asunto es más complicado.

Independientemente del nombre que les pongamos, estos últimos días del mes de las flores hay muchas de estas abejas buscando néctar y polen en las flores de la Salvia. Son éstas abejas muy pacíficas que no suelen sentirse intimidadas por la cámara, y que o bien siguen con sus quehaceres abejiles mientras son fotografiadas, o se retiran discretamente a alguna flor más apartada. Si como sospecho son machos de Eucera, son absolutamente inofensivos, pues carecen de aguijón. Recordemos que el aguijón de las abejas es el ovopositor modificado y que sólo las hembras ponen huevos.

En la foto, hecha con flash, al que por fin empiezo a pillarle el tranquillo en lo referente a la exposición, aunque todavía me queda trabajo con el tema de los difusores y los brillos, busqué una composición a base de diagonales para crear una imagen más dinámica, más de acción. Como fondo traté de incluir algunas otras flores desenfocadas, pero solo conseguí un pálido reflejo de lo que en realidad quería lograr. Es el problema de trabajar con modelos muy movidos y que no hacen lo que tú quieres. Yo le pedí muy amablemente a la abeja que se colocara en la flor de al lado, que sí me permítia sacar un fondo repleto de flores desenfocadas, y que se estuviera quieta unos minutos, pero la estúpida (o el estúpido para ser más precisos) no me hizo ni puñetero caso.

Madrugando, se puede sorprender a muchos insectos dormidos y bajo los efectos narcóticos de la hipotermia nocturna, pero entonces las únicas fotos que se les puede hacer son de insectos dormidos, no es posible hacer fotos 'de acción', que son con diferencia las más interesantes, las más difíciles de conseguir, pero también las más gratificantes.

sábado, 30 de mayo de 2009

Orchis langei

Clase: Liliopsida
Orden: Orchidales
Familia: Orchidaceae
Género: Orchis
Especie: Orchis langei K. Richter


Primera de una serie de fotos dedicadas a unas delicadas Orchis que encontré en un pinar.

Espero no haberme equivocado en la identificación. Se trata de una orquídea del confuso grupo de la Orchis mascula, y creo que bien podría haberme curado en salud y haberla identificado como O. mascula sensu lato. De hecho O. langei es el nombre que le pusieron (en honor al botanico danés de apellido Lange que fué quien las encontró en España en 1852 y las tomó por un híbrido mascula x laxiflora) a las Orchis mascula con labelo geniculado, espolón romo y dirigido hacia arriba (aunque esto lo comparte también otras variedades) y algunas otras características más desdibujadas. También es conocida como Orchis hispanica, y como O. mascula var. fallax.

viernes, 29 de mayo de 2009

Bienal de Fotografía de Jaén

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Lycaenidae
Género: Polyommatus
Especie: Polyommatus sp.

Licénido

Estos días se celebra la I Bienal Internacional de Fotografía y Artes Audiovisuales de Jaén, que ofrece un amplio programa de exposiciones repartidas por diferentes espacios y galerías de la provincia.

La oferta es variada y de muy diversa índole, teniendo también la fotografía de Naturaleza un pequeño hueco en la Bienal.


He sido invitado a hacer una miniexposición, que bajo el título de "Naturaleza mínima", consta de cinco fotografías de 40x50 cm montadas sobre cartón pluma. Desde el 29 de mayo y hasta el 15 de junio, puede visitarse en la Galería Delagua de Úbeda, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que merece, en cualquier caso, una visita.

jueves, 28 de mayo de 2009

Esfinge colibrí

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Sphingidae
Género: Macroglossum
Especie: Macroglossum stellatarum (Linnaeus, 1758)


La Esfinge colibrí (Macroglossum stellatarum) es un insecto absolutamente inconfundible que resulta fácil ver volando de una flor a otra. Se trata de uno de los pocos esfíngidos europeos que vuelan durante el día (la mayoría son nocturnos o crepusculares). Posee un vuelo rapidísimo y potente y es capaz de detenerse en vuelo frente a las flores, de modo muy similar a los colibríes. Pasa el invierno en forma adulta, y buscando lugares protegidos donde invernar, entra frecuentemente en construcciones humanas. Las orugas son verdes, mucho más crípticas que las de otros esfíngidos, y se alimentan de plantas de la familia Rubiaceae, como las del género Galium.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Issoria lathonia (III)

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Nymphalidae
Género: Issoria
Especie: Issoria (Issoria) lathonia (Linnaeus, 1758)


Estos días me he acercado a la Sierra para tantear la ya próxima aparición de las Parnassius. En la parte alta queda más nieve de lo que es normal para estas fechas, por lo que puede que los ciclos vayan retrasados este año. Sin embargo la vegetación ha agradecido las generosas lluvias y está espléndida y regalando con un mar de flores a los incontables insectos que ya zumban por todos lados.

Esta Issoria lathonia se había acercado a reponer sales minerales y agua a un bebedero de mariposas, lugar poco indicado para sacar fotos bonitas. Pero, cosa rara en estas mariposas, mantenía las alas semicerradas, mostrando el característico diseño del reverso alar. Sin embargo, con la luz del sol casi vertical y las alas formando un ángulo, la superficie externa quedaba en sombra, así que usé el flash de relleno para iluminar las características manchas nacaradas que esta especie posee en el reverso del ala posterior.

Por desgracia, solo tuve una oportunidad. Al disparar el flash, la mariposa se asustó y desapareció volando. Es uno de los inconvenientes del flash. Es difícil hacer "robados".

lunes, 25 de mayo de 2009

Etica de la manipulación (Segunda parte)

Clase: Amphibia
Orden: Anura
Familia: Bufonidae
Género: Bufo
Especie: Bufo bufo (Linnaeus, 1758)

Bufo bufo

Ya quedó claro que las manipulaciones que supongan un daño para la especie a fotografíar son inadmisibles.

Sin embargo, dejaba abierta una pregunta: ¿Qué pasa con la manipulación que objetivamente no suponga ningún perjuicio para la especie a fotografiar y en cambio sea necesaria para conseguir una imagen de más calidad?. Para que nadie se confunda estoy hablando de manipulaciones sobre el animal o planta, no de manipulaciones sobre la imagen, que ese es otro debate.

Pocas de las espectaculares fotografías de animales silvestres que vemos y que nos gustaría ser capaces de hacer algún día son fruto de la suerte o la casualidad. Lo normal es que detrás de ellas haya semanas o meses de planificación y un minucioso conocimiento de la especie a fotografíar.

Pero muchas de estas fotografías requieren de manipulaciones sobre el medio y se plantea la cuestíon de dónde están los límites de lo aceptable... Fotografiar pájaros usando comederos o bebederos artificiales para atraerlos, ¿es ético?. Colocar anfibios o peces momentaneamente en un acuario para fotografiarlos ¿es ético? ¿cómo se fotografiaria a un pez que habita en un arroyo sin usar un acuario?

Tomemos el caso de los herpetos. Mucha gente, tal vez la mayoría de la población, cree que los reptiles son animales asquerosos, repulsivos o temibles. Si preguntamos cómo es un reptil al tacto, mucha gente responde que fríos, viscosos y húmedos, lo que demuestra claramente que jamás han tocado uno. Esa descripción puede ser válida para los anfibios, pero la gente que ha acariciado un lagarto o una serpiente sabe que son agradables y suaves al tacto, secos y que su temperatura es la del medio, por lo que pueden estar más calientes que nosotros mismos. Los reptiles no tienen una temperatura 'fría', tienen una temperatura variable, que es muy distinto, y pueden estar más fríos que nosotros, a la misma temperatura, o más calientes. Pero la gente les teme, y los viste de los atributos que considera más desagradables.

Soy de la opinión de que se puede hacer un poquito de labor de concienciación a través de la fotografía, que gente que nunca se ha parado a mirar detenidamente a un sapillo o a una salamanquesa y piensa que son bichos asquerosos y viscosos que como mejor están es muertos, puede ver una fotografía de uno de estos animales y pensar "hey, pues si parece un bicho simpatico y todo" y lo vea de otra forma a partir de entonces, o se replantee su opinión... no es que vayan a gustarle de repente, pero lo mismo medita acerca de si hay que salir con la escoba a matar cualquier bicho que se arrastre por el suelo...

Muchas veces, si no siempre, el miedo nace del desconocimiento, y la fotografía es un medio de conocer. Por eso, si pretendemos hacer labor de concienciación a través de la fotografía, es importante la imagen del sujeto que vamos a trasmitir. Mucha gente jamás se acercaría a un sapo para mirarlo de cerca, pero sí que puede mirar con detenimiento una foto que le llame la atención...

Ahora bien, una foto mal elegida puede contribuir a reforzar la opinión negativa que la gente tiene, antes que a combatirla. Muchos reptiles son criaturas tímidas que se cobijan bajo las piedras o entre la hojarasca. Una imagen de un reptil sucio de tierra y semioculto entre la vegetación que mira huraño a cámara es precisamente el tipo de imagen negativa y prejuiciosa que la gente tiene de los reptiles. Publicar una fotografía así podría contribuir a reafirmar a la gente en sus prejuicios y en sus temores. Justo el efecto contrario al que pretendíamos conseguir.

En este caso, y suponiendo que se poseen los conocimientos necesarios para manejar uno de estos animales sin riesgo para el bienestar del animal ni para la salud del fotógrafo, ¿sería ético manipular al ejemplar, limpiarlo y adecentarlo un poco, colocarlos en un entorno más despejado, y hacerle un retrato en el que no pareciera una sabandija siniestra sino una criaturita simpática, devolviéndolo después al lugar donde estaba, en perfectas condiciones?

El asunto no es tan sencillo como pudiera parecer, y no tiene una respuesta de sí o no.

domingo, 24 de mayo de 2009

Celebrando la biodiversidad menguante

Clase: Insecta
Orden: Diptera
Familia: Bombyliidae
Género: Anastoechus
Especie: Anastoechus sp.


El día 22 de mayo se celebró el "Día Mundial de la Biodiversidad" o algo parecido. Podría parecer que un blog como este debería haberse unido a la celebración publicando un post relacionado. No me enteré de la celebración, y aunque me hubiese enterado tampoco me habría unido a la celebración. Poco hay que celebrar. En lugar de dedicar un día al año a celebrar ¿qué? ¿la Sexta Gran Extinción? deberíamos trabajar duro 365 días al año durante muchos años, para minimizar el ya inevitable destrozo y tratar de encontrar un modelo de desarrollo sostenible y compatible con la biosfera.

Hay grupos poderosos muy interesados en hacer creer a la gente que es necesario elegir entre la Naturaleza y el desarrollo económico y tecnológico y la sociedad del bienestar, como si ambas cosas fueran incompatibles, como si tuviéramos que elegir solo una de las dos cosas.

En realidad, lo que es incompatible con la conservación de la poca Naturaleza que queda son los modelos de desarrollo basados en el despilfarro de recursos y en el egoísmo ilimitado de unos pocos que cuanto más tienen más quieren al coste que sea. La buena noticia es que el sistema es del todo insostenible y caerá pos su propio peso. La duda es cómo de grave será el daño hecho a la biodiversidad cuando caiga.

El de la foto es un Anastoechus.

sábado, 23 de mayo de 2009

Juvenil de ocelado en Cazorla

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Lacertidae
Género: Timon
Especie: Timon lepidus (Daudin, 1802)


El día que fui a buscar a la mítica Lagartija de Valverde (Algyroides marchi), ví 6 adultos y 2 juveniles de lagarto ocelado (Timon lepidus), 6 adultos de lagartija ibérica (Podarcis hispanica) y ya al mediodía, solo 3 juveniles de Algyroides, reunidos sobre el mismo grupo de rocas.

Como tenía un objetivo claro, no me quise entretener con los lagartos y las Podarcis. Por la tarde, una vez conseguido el objetivo de encontrar a la de Valverde, fui hasta unos prados por si tenía la suerte de encontrar al esquivo eslizón. Si yo fuera un eslizón, me gustaría vivir en esos prados, pero los eslizones deben tener una opinión diferente sobre el asunto, porque allí brillaban por su ausencia.

En cambio, encontré un juvenil de ocelado (el segundo juvenil del día y el único reptil que ví por la tarde). Lo trasladé unos 20 metros a un lugar más despejado para fotografiarlo. Tras la sesión fotográfica mi intención era devolverlo al mismo lugar exacto donde lo había encontrado, pero mientras estaba concentrado en los ajustes de la cámara, y engañado por su tierna mirada de no haber roto nunca un plato, me confié, y aprovechando mi descuido, dio un sprint que más que correr, lo que hizo fué volar bajo, y se coló por una profunda fisura de una roca, refugio totalmente inexpugnable. Para mi tranquilidad, su nuevo refugio parecía bastante más seguro que los que tenía en el lugar en el que lo había encontrado, y de todas formas estaba a escasos 15 metros de su localización original. Por suerte, antes de darme esquinazo se dejó hacer algunos primeros planos.


En la segunda foto, el lagarto amenaza a la cámara abriendo la boca. Incluso los juveniles más pequeños muestran ya el carácter indómito del mayor de los lacértidos europeos, autentico joya de la herpetología ibérica (fuera de la Península Ibérica sólo está presente en una pequeña área costera del S de Francia y N de Italia) que deberíamos admirar y proteger.

viernes, 22 de mayo de 2009

Bombylius fimbriatus

Clase: Insecta
Orden: Diptera
Familia: Bombyliidae
Género: Bombylius
Especie: Bombylius fimbriatus Meigen, 1820


No llevaba encima el flash, así que disparé a este Bombylius con luz natural y se me quedó un poco corta la PDC. Aún así, se puede ver perfectamente la nerviación alar, el patrón de la banda costal marrón, y un detalle anatómico que nos revela que se trata de Bombylius fimbriatus, y no de Bombylius major.

Bombylius fimbriatus es una especie común que presenta un patrón alar y un aspecto general idéntico a Bombylius major. Deben contarse por decenas de miles las fotografías de B. fimbriatus que hay en Internet rotuladas como B. major.

Entradas relacionadas:

Infoxicación

jueves, 21 de mayo de 2009

Posición defensiva

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Arctiidae
Genero: Cymbalophora
Especie: Cymbalophora pudica (Esper, 1784)


Una oruga, casi seguro de una mariposa nocturna, en posición defensiva. Muchas orugas adoptan esta postura cuando se sienten amenazadas. Viene a ser la misma estrategia que usa el erizo: se enrolla sobre sí mimo protegiendo las partes vulnerables y mostrando al exteriro sus espinas.

ACTUALIZACIÓN (28/09/2009): Se trata de una oruga del árctido Cymbalophora pudica. Gracias a mdm84 por la identificación.

miércoles, 20 de mayo de 2009

La fábula del escorpión y la rana

Clase: Arachnida
Orden: Scorpionida
Familia: Buthidae
Género: Buthus
Especie: Buthus occitanus (Amoreux, 1789)

Buthus occitanus

También los escorpiones tienen días buenos y días malos. A veces se muestran tímidos y lo único que hacen es tratar de escabullirse, o encogerse si no tienen una vía de escape clara. Da la impresión de que podríamos cogerlos con la mano sin riesgo a recibir una picadura.

Otras veces en cambio se muestran tremendamente agresivos, amenazando con bruscos movimientos de las pinzas y manteniendo la cola en alto.

Seguro que los etólogos encontrarían alguna variable ambiental como temperatura, humedad, o quién sabe qué para justificar uno u otro comportamiento, pero yo creo que lo que realmente pasa es que, como todo el mundo, también los escorpiones se levantan algunos días con el pie izquierdo, o con las patas izquierdas en su caso.

Este parecía tan calmado que me animé a hacerle algunos primeros planos ajustando el objetivo macro a 1:1. Tumbado en el suelo, con el extremo del objetivo a escasos centímetros del modelo, y concentrado en hacer la foto coloqué la mano sobre la roca para apoyar el objetivo. El animalito permaneció quieto y tranquilo mientras le hacía las fotos. Solo cuando terminé caí en la cuenta de que había mantenido durante toda la sesión mi mano a escasos cinco centímetros de sus pinzas y que lo mismo no había sido muy prudente hacerlo.

Recordé una fábula que había oido hace tiempo. Más o menos, porque el tiempo y la memoria no hacen buenas migas, decía así:

Había una vez un escorpión que quería cruzar un río. El escorpión no sabía nadar, así que tenía un problema. Vio entonces a una rana que chapoteaba en el agua y le dijo:

— Rana, ¿me puedes hacer el favor de ayudarme a cruzar el río? Ven hasta aquí, yo me subiré a tu espalda y tú me cruzarás hasta lo otra orilla.

La rana respondió:

— No, si te dejo subir a mi espalda, cuando estemos cruzando el río me picarás y moriré.

El escorpión, tran meditar unos momentos en los reparos de la rana, le dijo:

— No te preocupes, rana. Yo no sé nadar. No te picaré, porque si lo hiciera, yo me ahogaría.

La rana pensó que lo que decía el escorpión tenía lógica y aceptó ayudarlo. Se acercó a la orilla y el escorpión, de un saltito, se subió a lomos de la rana.

La rana comenzó a nadar, con el escorpión sobres su espalda hacia la otra orilla, y cuando estaban por la mitad del río, sintió una dolorosa punzada. El veneno empezó a hacer efecto, y mientras su vista se nublaba, comenzó a hundirse hacia las profundidades del río. Mientras caía hacia el fondo, vio al escorpión que ya medio ahogado se hundía a su lado.

— Escorpión, —dijo la rana— ¿pero por qué diablos me has picado? No lo entiendo. Ahora moriremos los dos...

Y el escorpión, ya casi muerto, respondió encogiendose de hombros:

— Soy un escorpión.

martes, 19 de mayo de 2009

Pálida Linaria

Clase: Magnoliopsida
Orden: Scrophulariales
Familia: Scrophulariaceae
Género: Linaria
Especie: Linaria sp.

Linaria

Casi cada vez que veo una Linaria del tipo aeruginea es de diferente color a las que ya he visto. Estas crecían en la fisura de una roca caliza, y eran más pálidas que las otras que he visto últimamente, y mucho más pálidas que las que ví el año pasado, y no digamos las de la Sierra de la Almijara, que eran de un rosa espectacular. ¿Son todas Linaria aeruginea? ¿O puede que en nuestro afán por etiquetar la realidad que nos rodea no seamos conscientes de lo extraordinariamente compleja que es la vida?

lunes, 18 de mayo de 2009

Las apariencias...

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Amphisbaenidae
Género: Blanus
Especie: Blanus cinereus (Vandelli, 1797)

Blanus cinereus

Vamos por el campo y de repente vemos una lombriz tomando el sol sobre una piedra. No parece lugar adecuado para una lombriz, pues corre el riesgo de deshidratarse al sol o ser devorada por un pájaro, así que la cogemos con dos dedos para trasladarla a un lugar más adecuado.

Al cogerla, la lombriz se vuelve y sacando una pálida lengua bífida como de serpiente, olisquea interesada nuestro dedo. Acto seguido abre la boca (un momento, ¿desde cuándo las lombrices tienen boca?) y nos muerde con fuerza.


Blanus cinereus

¿Una lombriz nos está mordiendo el dedo?. No, no nos hemos excedido con el orujo. Hemos encontrado a Blanus cinereus, el reptil más extraño de cuantos pueblan la Península Ibérica.

Blanus cinereus

La historia anterior es ficticia. Estos reptiles llevan secretas vidas subterráneas y raramente salen al exterior, así que es poco probable que los encontremos tomando el sol sobre una piedra.

No preocuparse, próximamente le dedicaremos en este blog algunas entradas y conoceremos cosas asombrosas acerca de un animal asombroso.

domingo, 17 de mayo de 2009

Migración masiva de Vanessa cardui

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Nymphalidae
Género: Vanessa
Especie: Vanessa cardui (Linnaeus, 1758)


Esta primavera está teniendo lugar una fenómeno natural del que la mayoría de la gente no es consciente. Millones de mariposas de la especie Vanessa cardui procedentes de África están atravesando nuestros campos y ciudades, en dirección al norte, en la que es la migración más espectacular desde hace muchos años.

En realidad, las "vanesas de los cardos" o "carderas" migran al norte todos los años. Lo que es inusual esta primavera es su número. Ha debido producirse una explosión demográfica sin precedentes en sus cuarteles de invierno y las condiciones climatológicas han provocado que se pongan en camino todas a las vez, porque la cantidad de ejemplares que se ven no es para nada normal.

La migración de las mariposas es difusa, pues no forman bandadas apretadas como los pájaros. Pero si nos sentamos en un sitio y observamos, veremos que cada pocos segundos, por aquí y por allá, pasa algun individuo volando a toda velocidad en línea recta en dirección al norte. Este goteo continuo de ejemplares migradores se mantiene por la mañana y por la tarde (¿y por la noche?) durante varias semanas.

Solo en los puertos de montaña, paso obligado para superar las cordilleras, se reagrupan, más por obligación, que por intención. Hace ya algunas semanas que en foros franceses se hacían eco de la inusual cantidad de carderas que les estaba llegando este año a través de los Pirineos.

sábado, 16 de mayo de 2009

Linaria saturejoides

Clase: Magnoliopsida
Orden: Scrophulariales
Familia: Scrophulariaceae
Género: Linaria
Especie: Linaria saturejoides Boiss.

Linaria saturejoides

Linaria saturejoides es una diminuta Linaria endémica del S de España, que a pesar de su frágil aspecto, crece en inhóspitos terrenos dolomíticos donde pocas plantas son capaces de sobrevivir.

Es realmente pequeña y es fácil pasar de largo sin verla.

viernes, 15 de mayo de 2009

Lagartija colicorta

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Lacertidae
Género: Psammodromus
Especie: Psammodromus algirus (Linneo, 1758)

Psammodromus algirus

Este ejemplar de Psammodromus algirus tomaba el sol sobre una roca, actividad que goza de gran popularidad entre los reptiles.

Normalmente no me habría detenido a fotografiarlo (es el lacértido más abundante en nuestros montes, al menos por los que yo me suelo mover) pero no pude pasar por alto la ironía de que este animal recibiera el nombre de Lagartija colilarga.

Si se amplia la foto (hacer clic sobre ella) se ve el incipiente muñón en crecimiento en el extremo de la cola, que demuestra que el proceso de regeneración ya ha comenzado.

jueves, 14 de mayo de 2009

Linaria aeruginea subsp. aeruginea

Clase: Magnoliopsida
Orden: Scrophulariales
Familia: Scrophulariaceae
Género: Linaria
Especie: Linaria aeruginea (Gouan) Cav.

Linaria aeruginea

Linaria aeruginea subsp. aeruginea es una de las linarias más bonitas que podemos encontrar, aunque me parece que es bastante variable, e incluso en muchos sitios consideran a Linaria nevadensis, una versión con la corola completamente amarilla que crece en las altas cumbres de Sierra Nevada, como una subespecie de L. aeruginea.

Es un endemismo ibérico que solo abunda en el SE peninsular, haciéndose cada vez más rara y escasa a medida que nos movemos hacia el Norte o hacia el Oeste.

miércoles, 13 de mayo de 2009

Bufo bufo

Clase: Amphibia
Orden: Anura
Familia: Bufonidae
Género: Bufo
Especie: Bufo bufo (Linnaeus, 1758)

Bufo bufo

En lo profundo de la Sierra de Cazorla, mientras buscaba a la esquiva Lagartija de Valverde y me dispersaba fotografiando jóvenes lagartos, apareció a plena luz del día este visitante al que no había invitado: un enorme y verrugoso sapo común (Bufo bufo).

Ya que se había presentado allí de forma voluntaria, decidí aprovechar para retratarlo. Al amigo sapo no le gustó que le acercara la cámara y reaccionó de forma malhumorada y agresiva.

Ante mi atónita mirada, se hinchó de aire hasta amenazar con estallar, arqueó el lomo al tiempo que bajaba la cabeza, mostrando su dorso y las desarrolladas glándulas parótidas hacía el objetivo de la cámara, y de repente, y haciendo gala de una agilidad y arrojo que dificilmente se le supone a un rechoncho sapo, se abalanzó de un salto contra el objetivo, embistiendo con decisión y topando con la cabeza contra el filtro UV que afortunadamente llevaba puesto para proteger la lente del objetivo de las salpicaduras de agua (y sin saberlo, de las mucosidades cutáneas de los sapos).

Tras tan contundente ataque intentó la retirada y al poner yo la mano frente a él, repitió la secuencia de acciones, embistiendo esta vez mi mano.

Conocía las dos primeras estrategias antidepredatorias. Hincharse de aire y encorvarse le hace parecer más grande, y llegado el caso, ser más dificil de tragar por las culebras, uno de sus principales depredadores. Pero no conocía su capacidad de atacar al oponente en lo que a todas luces es un farol, ya que su verdadera defensa, las glándulas venenosas que cubren su piel, es un tipo de defensa pasiva que solo actua al ser mordido, y carece de dientes u otras armas ofensivas con las que atacar a un oponente, más allá de topar con la roma cabeza.

Esperé un poco para ver si se tranquilizaba, pero no colaboró en ningún momento, impidiendo que le pudiera hacer alguna foto en condiciones, así que dejé que se marchara a continuar con sus asuntos de sapo entre la frondosa vegetación de la orilla del río.

En definitiva, un sapo muy antipático. Nada que ver con los graciosos sapillos marroquís o el galardonado sapo corredor, que posaban como modelos profesionales.

martes, 12 de mayo de 2009

Primula

Clase: Magnoliopsida
Orden: Ericales
Familia: Primulaceae
Género: Primula
Especie: Primula sp.


Las primaveras (Primula sp.) son de las primeras flores en aparecer (de ahí su nombre), frecuentemente a orillas de algún arroyo.

Esta la encontré en la Sierra de Cazorla.

lunes, 11 de mayo de 2009

Maurica breveti

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Arctiidae
Género: Ocnogyna Maurica
Especie: Ocnogyna sp. Maurica breveti (Oberthür, 1882)


La foto de hoy muestra una mariposa nocturna que encontré en el Anti Atlas. Se trata de un miembro de la familia Arctiidae, casi con total seguridad perteneciente al género Ocnogyna. Sin embargo no se trata de ninguna de las dos especies ibéricas del género (Ocnogyna zoraida y Ocnogyna baetica). En Moths and Butterflies of Europe and North Africa vienen dos especies más, Ocnogyna parasita de Francia y Ocnogyna corsica, de Córcega y Cerdeña, pero está claro que tampoco es ninguna de estas especies, y no viene ninguna del Norte de Africa.

Por el momento se queda como Ocnogyna sp. Si alguien la reconoce que deje un comentario.

Actualización (25/06/2010): Como indican los comentarios, se trata de Maurica breveti.

domingo, 10 de mayo de 2009

Ophrys lutea (VI)

Clase: Liliopsida
Orden: Orchidales
Familia: Orchidaceae
Género: Ophrys
Especie: Ophrys lutea Cav.


Ophrys lutea fotografiada en las faldas de Sierra Nevada con luz natural, a un extremo f/25 para maximizar la PDC y a 1/80 seg.

sábado, 9 de mayo de 2009

El ocaso del lagarto ocelado

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Lacertidae
Género: Timon
Especie: Timon lepidus (Daudin, 1802)


En esta época es relativamente fácil encontrar juveniles de ocelado (Timon lepidus) en zonas de monte mediterráneo bien conservado. Sin embargo la mortalidad infantil debe ser muy elevada, porque incluso en estas zonas cuesta encontrar adultos, y los ejemplares grandes de más edad son rarísimos. Las causas por las que esta especie se ha rarificado tanto en las últimas décadas no están claras.

Se acusa a la utilización masiva de venenos agrícolas, insecticidas, herbicidas, fungicidas y todo tipo de sustancias tóxicas que terminan en -cida y que muy posiblemente estén detrás de las altísimas tasas de cáncer que sufrimos los habitantes de los países industrializados.

Se acusa también a los incendios, que destruyen el hábitat y matan gran número de reptiles, animales de limitada movilidad que ante el peligro tienden por instinto a refugiarse bajo las piedras. Estas piedras con el fuego alcanzan altas temperaturas, y muchos reptiles mueren literalmente asados bajo ellas, sin que ni siquiera veamos sus cadáveres. Sin embargo, los reptiles, amantes del sol por naturaleza, prefieren los terrenos despejados de vegetación alta, por lo que en este sentido los incendio podrían favorecerles creando zonas apropiadas para su recolonizacion.

Se acusa a las elevadas poblaciones de jabalí (Sus scrofa) que soportan muchos de nuestros montes. El jabalí depreda sobre una amplia variedad de reptiles, incluidas las víboras, y puede llegar a poner contra las cuerdas a algunas especies de herpetos. Se ha observado una relación directa entre la abundancia de jabalí y la escasez de reptiles. La industria de la caza, que mueve mucho dinero e intereses, lejos de controlar la población de jabalí, contribuye a su expansión y favorece la superpoblación de este suido todoterreno.

Otro factor que se cita es la escasez de conejo, diezmado por la mixomatosis primero, y por la EVH después, que podría hacer que depredadores especializados en comer conejos, como muchas águilas y mamíferos, hubieran centrado su atención, a falta de conejos, en los lagartos, presas relativamente fáciles y de tamaño adecuado.

Los atropellos en carreteras y pistas, causan numerosas bajas, aunque no debe ser un factor tan preocupante como en el caso de las serpientes, y en todo caso afectarían únicamente a determinados puntos negros y no al total de las poblaciones.

Hay otras dos causas de mortalidad, aunque en la actualidad deberían ser más bien anecdóticas. Una es la falsa acusación de que el lagarto se come los huevos de las perdices y las crías de los conejos en los cotos de caza, por lo que sería perseguido como una alimaña dañina para los intereses del coto. Curiosamente el lugar de residencia de una de las colonias mejor conservadas de lagarto ocelado que conozco, es uno de los pocos sitios donde el conejo es muy abundante, así que no parece que los lagartos les perjudiquen para nada. La otra es que, antiguamente, sobre todo en zonas rurales, el lagarto era considerado un manjar (o lo mismo entonces había más hambre) y se cazaba con fines gastronómicos. En la actualidad es una especie protegida, y de todas formas, tampoco creo que exista mucha demanda de lagartos para el consumo humano.

También se habla de hipotéticos ciclos de abundancia y escasez que afectan a las especies, pero viene a ser como decir que no se tiene ni idea de que está pasando con los lagartos...

viernes, 8 de mayo de 2009

Extrañas orquídeas en Sierra Nevada

Clase: Liliopsida
Orden: Orchidales
Familia: Orchidaceae
Género: Ophrys
Especie: Oprhys fusca Link. 1799 (?)


En una de las infructuosas búsquedas de lagartos ocelados 'nevadensis' encontré un grupo de 7 u 8 pies de unas Ophrys bastante raras. Su aspecto recuerda al de Ophrys fusca, pero el color de las 'alas' es muy raro, amarillento... Si hubiera sido un solo ejemplar hubiera pensado que se trataba de un ejemplar aberrante o de algún híbrido, pero eran todas idénticas. Supongo que efectivamente se trata de O. fusca, especie que ya he podido comprobar que es muy variable, pero agradecería alguna otra opinión más experta.

jueves, 7 de mayo de 2009

La singular Lagartija de Valverde

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Lacertidae
Género: Algyroides
Especie: Algyroides marchi Valverde, 1958

Algyroides marchi

La lagartilja de Valverde (Algyroides marchi) es probablemente el reptil más singular de la fauna ibérica. Se trata de un endemismo cuya área de distribución mundial se reduce a unos pocos valles encajonados de las Sierras Prebéticas de Jaén, Albacete y Granada (Sierras de Cazorla, Segura y Alcaraz).

Aparece en la Lista Roja de la IUCN con el estatus EN (Endangered, B1ab(iii,iv)+2ab(iii,iv)) [Pérez-Mellado, V. & Marquez, R. 2006. Algyroides marchi. In: IUCN 2008. 2008 IUCN Red List of Threatened Species. <www.iucnredlist.org>. Downloaded on 04 May 2009.] debido a que todos sus efectivos se encuentran localizados en áreas muy reducidas (menos de 500 Km2) y dependientes de unas condiciones ecológicas muy concretas, por lo que cualquier alteración de estos lugares podría suponer la extinción total de la especie, a que la población total sigue una tendencia decreciente, sus poblaciones están muy fragmentadas y haberse detectado la desaparición de algunas poblaciones en los últimos años.

Las principales amenazas para la supervivencia de la especie son la alteración de su hábitat, la presión turística que sufren algunas zonas, la depredación por gatos, ratas y otros animales introducidos, y el coleccionismo para terrarios, por ser una especie cotizada en estos círculos por su singularidad y escasez.

Se trata de una lagartija pequeña, de carácter inquieto y nervioso, con una ancha banda dorsal de color marrón claro y dos bandas laterales de color marrón oscuro. Está asociada a cursos de agua con grandes rocas por encima de los 700 metros y por debajo de los 1700 metros de altitud. Posee expansiones laterales, coincidiendo con las bandas oscuras, para aumentar la superficie y acelerar la termorregulación en los lugares frescos y húmedos, con pocas horas de sol al día, en los que vive.

Se duda si esta especie había sido ya descrita en 1916 por Boscá bajo el nombre de Algiroides hidalgoi, especie de la que al parecer no se ha vuelto a encontrar ningún ejemplar desde que fue descrita, y que se sospecha que tal vez fuera una forma aberrante de A. marchi.

Me costó encontrarla, y cuando lo logré, era ya el mediodia y la luz era muy dura, e inadecuada para intentar alardes fotográficos, así que me limité a documentar el encuentro.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Retrato de mariposa

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Nymphalidae
Género: Vanessa
Especie: Vanessa cardui (Linnaeus, 1758)


La mariposa Vanessa cardui (o Cynthia cardui dependiendo del libro que consultemos) es un ninfálido que todos los años protagoniza una larga migración desde sus cuarteles de invierno hacia el norte. En su largo viaje deben superar incontables peligros, entre ellos las carreteras y autopistas, por las que circulan miles de vehículos a una velocidad demasiado alta para que las mariposas puedan esquivarlos.

Esta fue golpeada por algún coche que no debía ir muy rápido, y quedó aturdida en el suelo, pero sin heridas graves visibles al menos externamente. Si el coche hubiera circulado más rápido, de ella solo hubiera quedado una mancha amarilla en el parabrisas.

Poco se podía hacer ya por la salud de la mariposa, que aunque estaba viva y respondía a los estímulos con actos reflejos, parecía incapaz de tomar decisiones por el momento. Aproveché su quietud para montar los tubos e intentar un primerísimo plano de la cara, tipo de fotografía que requiere un modelo que se esté muy quieto, ya que la distancia de trabajo es mínima (2-3 cm), y la profundidad de campo estrechísima (menos de 0,5 milímetros). En estos casos, donde es imprescindible una estabilidad absoluta, el minitrípode Slik que compré por una cantidad irrisoria y del que tan contento estoy no da la talla, y tuve que recurrir al 20 veces más caro trípode Manfrotto y al disparador remoto por infrarrojos.

El resultado, un primer plano de la cara de la mariposa a una magnificación de 1,76:1, suficiente para mostrar detalles no visibles a simple vista. La foto no tiene por supuesto ningún tipo de recorte. La PDC es muy pequeña, pero buscando el plano de la cabeza de la mariposa que mayor superficie presenta paralela al plano focal del objetivo, esta carencia se disimula en gran medida. Enfocar es la parte más complicada. Una regleta de enfoque hubiera facilitado enormemente este tipo de toma, pero hay que estar seguro de que se va a hacer mucha macrofotografia para justificar la inversión.

Para quien guste de este tipo de acercamientos extremos le recomiendo una visita al blog No Cropping Zone, donde hay numerosos retratos de abejas por encima del 1:1 muy bien hechos.

martes, 5 de mayo de 2009

Escorpiones africanos

Clase: Arachnida
Orden: Scorpionida
Familia: Buthidae?
Género: Buthus?


Una de las cosas que me sorprendió del árido sur presahariano de Marruecos fué la asombrosa abundancia de escorpiones. No tengo ni idea de escorpiones. Lo único que sé es que pican si los cabreas y que a diferencia de los ibéricos, los africanos te pueden mandar al hospital o si tienes mala suerte al cementerio. Si preguntas, la gente local defiende más la segunda opción, pero sospecho que la población rural tiene cierta tendencia a exagerar, lo mismo en Marruecos que en España, y que la primera opción es la más probable en el peor de los casos, pero por si acaso, mejor no comprobarlo. Como la ignorancia es estupenda para simplificar las cosas, me limité a clasificarlos en dos categorías: amarillos y negros. Los amarillos eran con diferencia los más abundantes, aunque sospecho que no eran todos la misma especie.

En España es fácil hacerse el experto pues todos los escorpiones amarillos de zonas áridas son Buthus occitanus. Últimamente se han descrito un par de especies en el S de España, Buthus ibericus y Buthus montanus, pero ojeando las descripciones y en qué se diferencian estas nuevas especies del escorpión amarillo común y corriente, me huele a una concepción morfológica de especie que a menudo se traduce en describir nuevas especies y subespecies basándose en detalles tan sutiles que le hacen a uno levantar una ceja. Con las mariposas ha pasado mucho.

Pero volviendo a Marruecos, los "amarillos" en general se camuflaban asombrosamente bien con el entorno, pero algunos eran prácticamente invisibles, y tardé en darme cuenta del porqué. Resulta que iban cubiertos de una costra de tierra ¡con razón tenían exactamente el mismo color que el terreno por el que se movían...!

Este, fotografiado en el Antiatlas, es diferente del Buthus atlantis que fotografié en el Souss Massa. Si comparamos las dos fotos, el B. atlantis tiene el metasoma (la "cola") y el telsón (el aguijón) con una forma más delgada y esbelta. A mi este me recuerda muchísimo a nuestro Buthus occitanus, pero como digo, no dispongo de la información ni de los conocimientos necesarios para poder opinar.

Ahora bien, los que me dejaron con la boca abierta, tal vez porque aquí en España no tenemos nada parecido, fueron los escorpiones negros, espectaculares e impresionantes por su aspecto y por su tamaño, pero también por una forma 'especial' de moverse, con una elegancia y suavidad de movimientos que no tenían los amarillos. Aunque mucho menos frecuentes, también ví algunos. Pero protagonizarán su propia entrada un día de estos...

ACLARACIÓN: Para evitar malentendidos, quiero aclarar que las zonas de las que hablo están en mitad del monte y en el Marruecos rural profundo, lejos de ciudades y pueblos y zonas turísticas, y que el altísimo número de avistamientos de escorpiones, muy bien podría deberse a andar buscando activamente salamanquesas, culebras y eslizones, bajo piedras, en las fisuras de las rocas y en cualquier madriguera sospechosa de contener alguna alimaña, y que pese a eso no encontré ninguna cobra ni víbora sopladora, y no fué por no buscarlas... Así que nadie se preocupe pensando que le van a correr escorpiones por los pies, que Marruecos no es para nada peligroso, mucho menos a causa de su fauna... eso sí, si se acampa en esas zonas, yo miraria dentro de las botas antes de meter el pie... ;-)

lunes, 4 de mayo de 2009

El pequeño ocelado

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Lacertida
Género: Timon
Especie: Timon lepidus (Daudin, 1802)


Los lagartos ocelados jovencitos hacen mayor honor a su nombre que los adultos, que solo suelen tener ocelos en los costados. Los juveniles, en cambio, tienen ocelos en los costados y en toda la espalda.

De los objetivos que me había marcado para este año, yo creía que uno de los más fáciles de lograr sería fotografiar un gran macho de lagarto ocelado, a ser posible mostrando la espectacular librea de celo. Sin embargo la cosa se está poniendo inesperadamente cuesta arriba, aunque por el momento todavía mantengo la esperanza.

La principal dificultad para fotografiar un gran macho de ocelado es que hoy en día son muy escasos, y los pocos que hay han llegado a viejos siendo muy desconfiados, por lo que no es fácil fotografiarlos. Los juveniles en cambio, por un lado abundan en primavera, y por otro, conservan la inocente ingenuidad infantil que a muchos de ellos les costará la vida antes de llegar a la edad adulta, por lo que son más fáciles de encontrar y más fáciles de fotografiar.

domingo, 3 de mayo de 2009

Ophrys lutea (V)

Clase: Liliopsida
Orden: Orchidales
Familia: Orchidaceae
Género: Ophrys
Especie: Ophrys lutea Cav.


En esta ocasión intenté capturar la luz a través de los tejidos de la flor. Usé una velocidad de obturación de 1/50 seg. y dado que el factor de magnificación era superior a 1:1 (macro + tubos de extensión, aunque no podría decir que longitud) y que no me fío de mi pulso por debajo de velocidades holgadamente seguras, utilicé un trípode Slik Mini que compré por 12 € y que es una de las mejores compras que he hecho, considerando la relación prestaciones/precio.

sábado, 2 de mayo de 2009

Issoria lathonia (II)

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Nymphalidae
Género: Issoria
Especie: Issoria (Issoria) lathonia (Linnaeus, 1758)


Este ninfálido es una de mis asignaturas pendientes. A pesar de ser común y encontrarlo habitualmente, nunca he conseguido fotografiarlo. Me refiero a que no he conseguido hacerle una foto como me gustaría, posado en una flor y mostrando el espectacular reverso de sus alas posteriores. Otra vez será.

viernes, 1 de mayo de 2009

Vampiros vegetales

Clase: Magnoliopsida
Orden: Saxifragales
Familia: Cynomoriaceae
Género: Cynomorium
Especie: Cynomorium coccineum L.


Un grupo de extrañas criaturas. Son los Cynomorium, vampiros vegetales que en la oscuridad del subsuelo roban la savia a las otras plantas. Como ya dije en la entrada anterior, es una planta escasa, que puede encontrarse únicamente en unas pocas localidades del Sur de la Península.

La foto está hecha con luz natural. Traté de recoger el entorno alfombrado por las hojas de Halimione, quenopodiácea halófila que probablemente es su víctima.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...