Buscar en macroinstantes

lunes, 13 de junio de 2011

Sapo partero bético (Alytes dickhilleni)

Clase: Amphibia
Orden: Anura
Familia: Alytidae
Género: Alytes
Especie: Alytes dickhilleni Arntzen and García-París, 1995


Macho de Alytes dickhilleni portado huevos
Sierra de Segura (Jaén), junio 2011.

Este pequeño sapo no fue descrito hasta fechas tan recientes como 1995, y es una de las 5 especies de sapos parteros (género Alytes) conocidas en el mundo.

Los sapos parteros son únicos en muchos aspectos, aunque quizá el más conocido a nivel popular es el curioso modo en que los machos transportan con ellos a todas partes los huevos hasta que están listos para eclosionar, momento en el que se acercan a algún punto con agua donde los renacuajos completarán su desarrollo, que en muchos casos durará un año (larvas invernantes).

La familia de los sapos parteros, que incluye a los Discoglossus, es un linaje antiquísimo (Archaeobatrachia) dentro del orden de los anfibios, que inicia su propio camino evolutivo independiente del que sigue el resto de los anfibios hace 210 millones de años, correteando entre las patas de los primeros dinosaurios, y esquivando a la extinción hasta nuestros días. Esto da una idea del carácter único y el extraordinario valor genético que estas especies representan.

El sapo partero bético sobrevive únicamente en algunas sierras del sureste ibérico, en forma de poblaciones fragmentadas aisladas genéticamente unas de otras. Excepto en algunas pocas localidades, donde sigue siendo relativamente abundante, es un anfibio escaso y que se enfrenta a un destino incierto. E incluso sobre las poblaciones más abundantes sobrevuela la sombra de la temible quitridiomicosis, que ya demostró de lo que es capaz exterminando completamente las poblaciones de sapo partero común (Alytes obstetricans) de Peñalara.

4 comentarios:

  1. Los bichos en general,...

    ...creo que me aceptan,...y a más de uno les caigo bien, muy bien,... (excepto a las arañas, y no sé si es por mi culpa)

    ... :)



    Parece una tonteria, pero viene siendo así.



    También es cierto que amo a todo bicho,...y temo a la mayoría.


    De la misma forma, que al haber nacido y crecido en ambientes muy rurales, mis ojos no saben ver la Naturaleza como debería.


    ...Y con ello quiero decir, que miro a este sapo, y lo primero que pienso es si está enfermo.



    Todo se resume, a la ignorancia y a la vagancia muchas veces por saber.




    Así que muchas gracias,...de verdad.





    (lo que más me ha gustado ha sido la sensación al leerte: '...correteando entre las patas de los primeros dinosaurios, y esquivando a la extinción hasta nuestros días...')



    Una auténtica maravilla de bicho.




    Besos.
    B.N.C.J.

    ResponderEliminar
  2. MartinAngelair, no, no, enfermo no, todo lo contrario, la carga de huevos que porta a juzgar por el numero de huevos probablemente sea de varias hembras, así que es todo un machote. Cierto es que algunos de los huevos tienen un color algo sospechoso y parecen no viables. En estas áridas sierras del sur, los Alytes macho no siempre consiguen proporcionar a los huevos las condiciones de humedad óptimas y tienen un alto porcentaje de puestas malogradas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...