Buscar en macroinstantes

sábado, 8 de mayo de 2010

Cytinus hypocistis

Clase: Magnoliopsida
Orden: Rafflesiales
Familia: Rafflesiaceae
Género: Cytinus
Especie: Cytinus hypocistis L.


Sierra de la Mora (Granada), mayo 2010.

Bajo una jara, descubrí la presencia de este vampiro vegetal, el siempre llamativo Cytinus hypocistis, parásito subterráneo que una vez al año delata su presencia en la superficie en forma de llamativas flores rojas y amarillas.

Ya había aparecido esta rafflesiacea por este blog, y quien desee ampliar información sobre esta planta parásita puede leer la entrada "Flores parásitas" publicada en marzo de 2008.

6 comentarios:

  1. Muy chula la foto, me gusta más que la de 2008. ¿Te puedes creer que nunca he visto una de estas en vivo?

    ResponderEliminar
  2. Impresionante, tanto la foto como la flor :D

    Salut, Myrtus

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestros comentarios.

    Tampoco yo veo muchas y eso que pateo bastante por jarales y que es difícil o imposible no verlas, con esos colores tan llamativos. Esta por ejemplo estaba muy oculta entre la maleza, bajo todo el ramaje de la jara huésped, y aun así, llamaba la atención desde lejos algo de unos colores amarillos y rojos tan intensos (al principio pensé que era algún envoltorio de plástico). Supongo que como crecen a ras de suelo y son tan bajitas, tienen en cuenta la posibilidad de que aparezcan en un lugar poco visible, ocultas por la vegetación, y se aseguran de ser vistas por los insectos con esa combinación cromática tan 'discreta'.

    Lo que sí he observado es que estas inflorescencias siempre aparecen en grupitos de varias en uno o dos metros cuadrados (nunca he visto una sola, cuando he visto una, enseguida he visto más por las cercanías), tal vez sean distintas flores de un mismo individuo parásito.

    Hay otra especie, Cytinus ruber, con las flores blancas y que solo parasita jaras de flor morada, que no he visto nunca.

    ResponderEliminar
  4. Hace unos años, cuando vivía en la Sierra de Gata, al norte de Extremadura, recuerdo que a los niños les encantaban estas plantas y las consideraban como golosinas. Las recogían sus padres en el campo y luego se las comían en el recreo! Allí las llamaban chupamieles. No las he probado nunca...pero igual merece la pena! Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. ¿Se las comían tal cual? Si sabes alguna receta, compártela... la próxima vez que vea una la pruebo y cuento la aquí la experiencia (si sobrevivo)...

    ResponderEliminar
  6. No se las comían, en realidad solo las chupaban, supongo que buscando el dulzor de algún néctar. Yo creo que los todos niños terminaron la secundaria sin problemas, así que no creo que mueras en el intento! Yo haré el mismo experimento....pero te recomiendo que busques flores muy maduras.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...