Buscar en macroinstantes

miércoles, 26 de mayo de 2010

Víbora hocicuda (Vipera latasti)

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Viperidae
Género: Vipera
Especie: Vipera latasti Boscá, 1878


Sierra Nevada, mayo 2010.

Hace tiempo que quería tener una de estas preciosidades delante del objetivo de mi cámara. Bajo el fuerte sol de alta montaña (luz muy dura poco apropiada para lograr buenas fotos) y a causa del calor que hacía, el bicho estaba en plenas facultades y hacía alarde de unos reflejos que serían la envidia de Bruce Lee. La mala calidad de la luz y el nerviosismo del reptil, dificultó un poco la sesión fotográfica. Dada la focal que llevaba y la corta distancia de trabajo, decidí no intentar primeros planos más cercanos, porque el animalico no dejaba de bufar y de tirar bocaos al aire en dirección a la cámara como diciendo "tonterías, las justas".

Especie mediterránea de distribución iberomagrebí ampliamente repartida por casi toda la Península Ibérica y una franja en el norte de Africa, desde Marruecos a Túnez, la víbora hocicuda (Vipera latasti) está emparentada con Vipera ammodytes, del mediterráneo oriental y con Vipera monticola, de las montañas del Atlas.

Antaño común y abundante en muchos sitios, en la actualidad es el ofidio ibérico más amenazado. Desde siempre ha sufrido una encarnizada persecución a manos de la ignorancia, la incultura y el miedo, e incluso hoy, que es una especie legalmente protegida, muchos ejemplares mueren a manos de desaprensivos ignorantes que se creen héroes de pacotilla por matar una víbora.

Es fácil distinguirla del resto de ofidios ibéricos. En el siguiente recorte de la cabeza se ven claramente dos carácteres que la hacen completamente inconfundible: el 'cuernecito' del hocico, apéndice nasal dirigido hacia arriba del que recibe el nombre de 'hocicuda' y la pupila vertical como la de los gatos (Vipera aspis, del Pirineo y alrededores, tiene también un principio de apéndice nasal, pero menos pronunciado).



Sierra Nevada, mayo 2010. (Recorte)

Otros caracteres son más variables o difíciles de distinguir, como el tamaño de las escamas de la parte superior de la cabeza, la forma del cuerpo, generalmente más rechoncho que en las culebras, aunque se ven también víboras bastante esbeltas, o la forma triangular de la cabeza, pues muchas culebras (viperina, escalera...) en posición de defensa ensanchan la cabeza que adquiere forma triangular.

Aunque está presente de forma discontínua en toda Sierra Nevada, no son estas montañas el mejor sitio para ver víboras. Ver una es cuestión de muchas horas pateando monte y de mucha suerte.



Sierra Nevada, mayo 2010.

De hecho, exceptuando unos pocos rincones aislados y poco frecuentados por la gente, hoy en día es difícil en casi todas España ver una víbora hocicuda. Se ha extinguido de amplias áreas y donde sobrevive, normalmente zonas montañosas y sierras perdidas de la mano de Dios, se cree que sufre una fuerte regresión y una severa fragmentación de las poblaciones.

Las principales amenazas para su supervivencia son la pérdida de hábitat, los incendios, los atropellos, la depredación por el cada vez más omnipresente jabalí, la muerte directa por parte de desaprensivos que no sabe valorar una de las joyas de nuestra fauna, y el expolio de ejemplares para nutrir el mercado ilegal destinado a terrarios de todo el mundo, donde es una especie cotizada.

12 comentarios:

  1. Wow, that is a really cool viper. I like the snub-nose closeup.

    ResponderEliminar
  2. Vaya bicho mas guapo!!! Toda una suerte encontrartela y poder hacerle esas fotos. Todavía comentaba el otro día con unos amigos que al menos por el norte cada vez se ven menos vívoras, yo sólo las vi en los ultimos 10 años en 3 ocasiones (una el lunes pasado) y que conste que me fijo. Por supuesto, no una latasti, por aquí sólo tenemos la seoane.

    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Ted, the closeup is not a closeup, is a crop from the first image... The snake was very hot, fast and aggressive, so it was not a good idea to get too close. Iberian vipers are not dangerous as North America's rattlesnakes, but also are dangerous when disturbed... ;-)

    ResponderEliminar
  4. Sí que es una suerte, sobre todo en Sierra Nevada, donde es muy difícil ver alguna... Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Preciosa víbora!!!
    Bonitas fotos Javier, y como dices,una suerte ver ese ejemplar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. No estoy muy contento con las fotos, creo que a ese bicho se le podía sacar bastante más partido (tengo más fotos que ya iré publicando)... pero desde luego disfruté del encuentro con tan bello animal...

    ResponderEliminar
  7. ... yo no recuerdo haberme topado con ninguna. En lo que va de año he encontrado básicamente culebras de agua...

    Cuando reaccionemos ante esta pérdida de biodiversidad será demasiado tarde...

    enhorabuena.

    ResponderEliminar
  8. Si reaccionamos alguna vez... porque tal como van las cosas, no va a quedar nada... esperemos que no cunda el ejemplo canario y con la excusa de la crisis empiecen nuestros políticos a desproteger cosas en aras del interés general y del bolsillo de unos pocos...

    ResponderEliminar
  9. pues yo no puedo con estos bichos, y ojala nunca me encuentre con ellos, que vivan felices pero lejos de mí, cada vez que voy de senderismo no disfruto lo suficiente pensando que me pueda encontrar con ellas

    ResponderEliminar
  10. Por "estos bichos" no se si te refieres a las víboras o a los ofidios en general... en cualquier caso, nadie está obligado a que le gusten, aunque sí debería respetarlos, pero creo que es difícil conocerlos y seguir teniéndoles esos miedos irracionales... la mayoría de la gente que les tiene pánico es porque no saben lo que es realmente una serpiente, y en su imaginación les atribuyen peligros y capacidades realmente extravagantes... oyes cada historia sobre los que una serpiente puede hacer, que está claro que el animal que la gente teme, el que aterroriza a muchas personas, es totalmente imaginario, y tiene poco que ver con un ofidio real...

    Incluso una víbora, es absolutamente inofensiva si mantenemos una distancia prudente de digamos un metro. Puedes estar segura de que no va a saltar a por tí... je je, como mucho, si se ve descubierta y no tiene una retirada clara, puede lanzar algún bocao al aire, pero es como mensaje para decirte precisamente que no te acerques, que no quiere problemas...

    Las fotos de esta entrada las hice tumbado en el suelo a medio metro del animal, y es cierto que la víbora bufaba y de vez en cuando lanzaba mordiscos al aire en dirección a la cámara, pero en ningún momento intentó acercarse a mí, lo que intentaba 'decir' con su comportamiento es que no me acercara yo a ella...

    Un saludo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  11. Pues yo este viernes despues de caerme un enorme chaparron, cogi una culebra de escalera de mas de 1 metro!, que contenta estaba jejejeej.
    Hacia tiempo que no veia una tan grande, pero vamos encontrarte con esta preciosidad ya es todo un exito!

    SALUDOS!

    ResponderEliminar
  12. "cogi una culebra de escalera de mas de 1 metro!, que contenta estaba"

    ¿Estaba contenta la culebra? ;-)

    Pues sí, cada vez es más difícil ver culebras grandes...

    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...