Buscar en macroinstantes

viernes, 29 de abril de 2011

Ranita, ranita... qué voz más potente tienes!

Clase: Amphibia
Orden: Anura
Familia: Hylidae
Género: Hyla
Especie: Hyla meridionalis Boettger, 1874


Hyla meridionalis
Asilah (Marruecos), abril 2011.

— Ranita, ranita... qué voz más potente tienes!
— Para que me oigas mejor!!! CROAC CROAC CROAC


(versión muy libre de algún cuento infantil)

Solo quien, confundido por la oscuridad de la noche, ha cometido el error de montar las tiendas a escasos metros de una charca donde se han reunido varias docenas de machos de Hyla en celo, sabe el tremendo volumen del sonido que estas diminutas ranitas son capaces de generar.

Tanto entusiasmo en las ranitas me resultó sospechoso y les comenté a mis compañeros de acampada que creía que las Hylas pronosticaban lluvia. Al poco rato la predicción se cumplió y comenzó a caer un fuerte chaparrón. Entonces ocurrió lo que parecía imposible, ¡el coro aumentó el volumen!

7 comentarios:

  1. ¡Ay, qué ganas urgentes de escucharlas! Amo las ranas.

    ResponderEliminar
  2. Quizás era un canto secreto para que lloviera y después lo celebraban ;)
    Como siempre otra genial entrada.

    ResponderEliminar
  3. Verónica, pena que no grabamos los cantos, si no te los ponía...

    ResponderEliminar
  4. Andrés, de que lo celebraron no te quepa ninguna duda...

    Yo también creo que el canto provocó la lluvia y no al revés, como en la película aquella del niño perdido en el Amazonas y la presa, no recuerdo el título, algo esmeralda...

    ResponderEliminar
  5. Javier, ya sabés para la próxima. Si se repite y las podés grabar, tenés una lectora-oyente siempre lista para disfrutar de un lindo canto ranomachístico. :-)

    Aquí en Buenos Aires tengo cerca una reserva natural (Reserva Ecológica Costanera Sur). La página oficial es esta: http://www.buenosaires.gov.ar/areas/med_ambiente/reserva/.

    Hice una excursión nocturna hace unos años, que resultó una maravilla. No pude oír a las ranas en ese momento, pero el guía nos contaba que en verano las ranas macho se reúnen en un lugar determinado de la laguna, una al lado de la otra, muy juntitas, y cantan tan lindo que es para llorar. Y el dato simpático es este: los guías observaron que los machos más jóvenes, para suplir el canto inmaduro todavía, se ubicaban cerca de los machos más grandes y cantores. ¡Parece que las ranitas de acá hacen playback con tal de conseguir una pareja!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Je, je... los guías se tiraron el pego. Ese es un fenómeno conocido de sobra y bien documentado en muchas especies de anuros, también aquí en España, como en Bufo calamita. Los machos más jóvenes o menos desarrollados que no pueden competir cantando ni acceder a los mejores puestos de la charca, se sitúan estratégicamente y astutamente callados, en la ruta que han de seguir las hembras atraídas por los cantos de los machos dominantes, y tratan de interceptarlas. Se ha observado que las hembras tratan de deshacerse de estos machos satélite, pero no siempre lo consiguen, y de esta manera un tanto tramposa, algunos de estos machos consiguen reproducirse...

    ResponderEliminar
  7. ¡Interesante, Javier! Gracias por la info.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...