Buscar en macroinstantes

sábado, 28 de agosto de 2010

Culebrilla ciega, primeros planos

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Amphisbaenidae
Género: Blanus
Especie: Blanus cinereus (Vandelli, 1797)


Blanus cinereus
Sierra de la Horconera (Córdoba), mayo 2010.

Nuevas fotografías, primerísimos planos esta vez, de uno de los reptiles más extraños de la herpetofauna ibérica.

Blanus cinereus es un reptil que pasa la mayor parte de su vida bajo tierra y que sale poco a la superficie (aunque ocasionalmente se encuentran ejemplares atropellados en las carreteras). Expuesto a la luz de día se muestra nervioso y deseoso de enterrarse cuanto antes, por lo que no es precisamente un modelo fotográfico demasiado colaborador.



Blanus cinereus
Sierra de la Horconera (Córdoba), mayo 2010.

Una de las fotos que me había quedado con ganas de hacerle era un acercamiento de la cabeza que mostrara sus peculiares ojillos atrofiados, pero hasta ahora todos los ejemplares que había tenido ante el objetivo se habían mostrado muy inquietos, haciendo imposible intentar siquiera un primer plano de la cabeza. Por fin esta primavera, este ejemplar inusualmente tranquilo me dio la oportunidad de montar todos los tubos de extensión e intentar la azaña.


Recorte 100% mostrando el ojo de Blanus cinereus
Sierra de la Horconera (Córdoba), mayo 2010.

A pesar de que se trataba de un animal más tranquilo de lo que es habitual en esta especie, conseguir un puñado de fotos como las dos que muestro requirió una notable dosis de paciencia.

Las dos primeras fotos son tal cual, sin recorte alguno. Incluyo tambien un recorte al 100% para mostrar como el ojo, prácticament vestigial ya, se encuentra bajo una escama ocular traslúcida que lo protege del roce con la tierra.

7 comentarios:

  1. Muy chulas las fotos...

    Habría que preguntarse si ese ojo, casi residual, aún tiene algún tipo de visión o de que forma percibe la luz. Puede que incluso la evolución lleve a esta especie a la pérdida total del mismo.. ¿no crees?

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Digo yo que por lo menos verá si es de día o de noche, o mejor, si el bicho está expuesto en superficie a la luz de día o en la seguridad de las oscuras galerías subterráneas. Desde luego bajo tierra no le sirven para nada. Lo mismo ven tambien bultos o sombras, no sé...

    ResponderEliminar
  3. Le tengo cariño,...

    ...al Blanus, lo junto con el eslizón y la Natrix.


    En tiempo de acercamiento a ellos.

    Y aunque sea a través, no de temperatura de tierra, sí de temperatura virtual.




    Te puedo hacer una pregunta?
    Es una cicatriz, o una legaña de guerra lo que rodea su ojo?




    Es especial este bicho. Muy especial, y muy humilde.





    Besos.
    B.T.C.J.

    ResponderEliminar
  4. Eslizón también va con Mayúscula, perdón.


    B.

    ResponderEliminar
  5. No se lo que es lo del ojo, tal vez suciedad, tal vez una herida seca... carecen de patas, así que excavan y se abren paso a través de la tierra simplemente empujando a lo bestia con la cabeza. Eso explica, a) que prefieran vivir en terrenos blandos y poco compactos, y b) que presente con frecuencia pequeñas cicatrices y heridas cutaneas (a veces no tan pequeñas, aunque esas se deban posbiblemente a episodios de depredación a los que sobrevivieron). También implica que poseen una musculatura axial potentísima, por lo que su principal depredador, la serpiente Macroprotodon los muerde y espera a que el veneno haga efecto, asegurandose de tragarselos enteros, como todas las serpientes a sus presas, unicamente cuando ya dan muestras de debilidad, pues si se los tragase vivos y en plenas facultades, es muy posible que el Blanus pudiera abrirse camino fuera de la serpiente, o provocarle al menos, graves daños internos...

    ResponderEliminar
  6. Gracias.



    En honor a él, y a tí,...vamos a pensar que es la pestaña rebelde.




    B.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...