Buscar en macroinstantes

jueves, 12 de junio de 2008

Agalla canica del roble

Clase: Insecta
Orden: Hymenoptera
Familia: Cinipidae
Género: Andricus
Especie: Andricus kollari (Hartig 1843)


Una agalla de forma esférica provocada por la larva de una diminuta avispa cinípida en un roble. Las hormonas de la larva interaccionan con los tejidos de la planta huésped y los hacen generar una estructura protectora en cuyo interior se desarrolla la larva. La forma de la agalla es característica del parásito y de la planta. Es decir, una misma especie parásita da lugar a agallas diferentes en diferentes plantas. Por tanto la agalla nos permite identificar no sólo al parásito, sino también a la especie vegetal parasitada. Dentro de la agalla se establece toda una comunidad de diferentes especies con complejas y variadas relaciones entre sí (parasitismo, hiperparsitismo, comensalismo, y algunos otros ismos).

3 comentarios:

  1. Muy interesante, ya había oido de parásitos que modificaban el comportamiento de sus huéspedes animales, pero esto es nuevo para mí: un animal modifica el comportamiento de una planta. La verdad es que las interrelaciones entre los organismos vivientes son asombrosas.

    ResponderEliminar
  2. estoy a punto de descubrir algo asombroso de algunos microorganismos espero ganarme el premio novel muy pronto sere famosa.esperen la noticia.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...