Buscar en macroinstantes

viernes, 26 de junio de 2009

Bombylius cruciatus (II)

Clase: Insecta
Orden: Diptera
Familia: Bombyliidae
Género: Bombylius
Especie: Bombylius (Zephyrectes) cruciatus Fabricius, 1798

Bombylius cruciatus

En una entrada anterior publiqué una foto de una hembra de Bombylius cruciatus y decía que esta especie tiene un marcado dimorfismo sexual, es decir, que hembras y machos presentan un aspecto diferente. Hoy toca presentar a un macho, que por desgracia tenía el pelaje bastante deteriorado en su dorso, por lo que opté por sacarlo de frente y con un punto de vista muy bajo para disimular su 'calvicie', lo que puede ser bueno para la foto pero malo para ver el aspecto general del bicho.

En la foto destaca su larguísima probóscide, que les permite alcanzar el néctar de flores que lo guardan en lo más profundo. Hay que señalar que la probóscide es telescópica, y en la foto aparece en reposo, pero que cuando la extienden puede alcanzar el doble de longitud.

Este tipo de fotos no es fácil. Por supuesto no tiene ningún recorte, lo que significa que es necesario aproximarse bastante al sujeto para fotografiarlo con este nivel de acercamiento (del orden de 7 u 8 centímetros), y cuando la aproximación es, como en este caso, de frente, no hay modo de que el animal no nos vea, así que la única solución es acercarse muy despacio y evitando hacer cualquier movimiento brusco que pueda asustarlo, y por supuesto, confiar en que el insecto no decida simplemente irse a otra parte.

La foto está hecha por la mañana, pero no tan temprano como para pillar a los insectos inmovilizados por la hipotermia nocturna, y aunque es cierto que el Bombylius estaba tomando un baño de sol para subir su temperatura corporal a niveles óptimos, ya podía volar y de hecho volaba perfectamente en el momento de tomarle esta foto.

El Bombylius estaba posado en una pequeña brizna de hierba a unos centímetros del suelo. En estos casos, no hay opción, es necesario echar el cuerpo a tierra y tumbarse para estar a su mismo nivel, y por alguna extraña razón, en estas situaciones el suelo siempre está plagado de plantas que pinchan y de hormigas que pican ferozmente.

2 comentarios:

  1. ¿Será que te hiciste amigo de todos los bichos? ¿O que son más listos de lo que pensamos y saben adivinar tu inofensiva intención creativa?
    Habrá que echar mano de la fantasía para poder entender tu increible forma de fotagrafiar.

    ResponderEliminar
  2. El Bombylius sí se mostró amistoso. No así unas feroces hormigas rojas de mediano tamaño que no vieron con buenos ojos que me tumbara sobre su hormiguero. Gracias por tu comentario. Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...