Buscar en macroinstantes

martes, 21 de septiembre de 2010

Historias de gecos, islas, nombres y políticas

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Gekkonidae
Género: Saurodactylus
Especie: Saurodactylus brosseti Bons & Pasteur, 1957


Saurodactylus brosseti, un pequeñín encantador
Agadir (Marruecos), febrero 2009.

El geco de Brosset, también conocido como geco de Agadir, por ser especialmente abundante en esa zona, fue descrito por J. Bons y G. Pasteur en 1957 y nombrado científicamente como Saurodactylus mauritanicus ssp. brosseti en honor al ornitólogo A. Brosset, quien en sus ratos libres se dedicaba a capturar reptiles y enviarselos a Bons y Pasteur.

Notese que fue descrito como una subespecie de Saurodactylus mauritanicus, conocido por aquel entonces como geco magrebí y así permaneció hasta 1996, cuando Bons y Geniez lo elevaron al rango de especie distinta de S. mauritanicus.

Las poblaciones de la forma nominal, Saurodactylus mauritanicus o geco magrebí, habitan una pequeña area del nordeste de Marruecos y noroeste de Argelia, y están separadas de las de S. brosseti por 400 Km.

Resulta que en 1999, alguien encontró algunos Saurodactylus mauritanicus en la isla de Alborán, un islote de apenas ocho hectareas que administrativamente pertenece a la provincia de Almería, y raudos y veloces se liaron la manta a la cabeza, incluyeron a esta especie en la fauna europea, lo rebautizaron como geco de Alborán, catalogaron a la especie como amenazada y vulnerable a la extinción en Andalucía, y consideraron a Alborán como un área importante para su conservación en España, pues acogía a la unica población conocida de este reptil "en Europa".

Posteriormente, entre 1994 y 2005, se realizaron intensos muestreos en la isla que no encontraron ni un solo ejemplar de Saurodactylus. Los autores de este estudio llegaron a la conclusión de que si alguna vez habían habitado Saurodactylus en la isla de Alborán se habían extiguido. Pero notaron también que el hallazgo de estos pequeñines en la isla había coincidido con un hecho: la guarnición militar que había en el islote de forma más o menos permanente lo había abandonado entre 1993 y 1995, propiciando durante este periodo de no vigilancia la llegada a la isla de numerosas barcas procedentes del norte de Africa.

Podría ser que la especie nunca hubiera estado presente en el islote, que los Saurodactylus hallados en Alborán acabaran de llegar en barco desde el norte de Africa, y que simplemente murieran poco tiempo después en un entorno demasiado hostil para estos pequeño reptiles. Pero su corta visita a la isla quedará inmortalizada con el nuevo nombre que Saurodactylus mauritanicus tiene ahora en los libros: geco de Alborán.

Más información:
Sobre la presencia de gecónidos (Squamata: Gekkota: Gekkonidae) en la Isla de Alborán (Mediterráneo Occidental)

6 comentarios:

  1. Pues sí, curiosísima historia. Los geckos también viajan en patera por lo que se ve.

    ResponderEliminar
  2. La desenfrenada carrera que algunos científicos mantienen por darle nombre o cambiarle los apellidos a las especies, a veces se paga caro. Interesante historia. Menos mal que no les concedieron un proyecto LIFE para recuperar la especie.

    ResponderEliminar
  3. Geco, por sí sóla,... ya es una palabra bonita.



    Besos.
    B.N.C.J.

    ResponderEliminar
  4. Mmmm... He encontrado exactamente el mismo comentario de viajesdotnet en otros blogs, sin cambiar ni un punto ni una coma, lo que me lleva a pensar que es SPAM puro y duro, perfectamente robotizable... así que hasta que demuestren ser humanos, lo etiqueto como SPAM... iteligentemente urdido, pero SPAM...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...