Buscar en macroinstantes

viernes, 15 de octubre de 2010

Bufo calamita

Clase: Amphibia
Orden: Anura
Familia: Bufonidae
Género: Bufo
Especie: Bufo calamita (Laurenti, 1768)


Sapo corredor (Bufo calamita)
Campiña Sur Cordobesa (Córdoba), octubre 2010.

La lluvia ha despertado a los anfibios. Los sapos corredores (Bufo calamita) emergen a la superficie desde sus refugios subterráneos en los que se enterraron para pasar los meses más calurosos del verano mediterráneo. En su deambular cruzan con frecuencia las mortales carreteras en las que son atropellados a miles.

Se trata de una especie abundante en nuestro país (de hecho bastante más común que el sapo común (Bufo bufo)), un superviviente nato que no presenta especiales problemas de conservación y capaz de reproducirse en lugares impensables para otros anfibios, desde rodadas de tractores encharcadas en caminos agrícolas a charcas salobres en las playas de Cabo de Gata, pero son malos tiempos para los anfibios, y es una lástima que miles de estos simpáticos animales terminen sus días reventados en el asfalto de una carretera.

¿No es un animalito encantador? No me explico como alguna gente puede decir que son animales asquerosos... ¡pero si son un primor!

Por cierto, alguien me escribió diciendo que le gustaban mis fotos pero que las pusiera más grandes. Creía que no hacía falta aclararlo, pero todas las fotos de este blog, si se hace clic sobre ellas, se amplían a 800 píxeles de lado las más antiguas, y a 900 píxeles de lado las más recientes. Es cierto que algunas se amplían elegantemente mediante Lightbox y otras, las más antiguas, simplemente cargan ampliadas en una ventana nueva. Otra aclaración: para evitar ralentizar la carga de las páginas, Lightbox se ejecuta al final, cuando la página ha cargado completamente, por lo que si se hace clic sobre una foto antes de que termine de cargarse del todo la página, no se amplia con el efecto Lightbox, sino al estilo antiguo.

8 comentarios:

  1. Parece que el "fino" te está sentando muy bien ;)

    Efectivamente, un primor :)

    ResponderEliminar
  2. He tenido la suerte de crecer, como siempre digo, con un río a puertas de casa.



    Los 'sapos',...además de ser personajes de cuentos, eran realidades habituales.




    Algunos se iban a dormir esa misma noche con nombre oficial,...y para siempre,... :)





    Besos.
    B.T.C.J.

    ResponderEliminar
  3. Tito, ¿por qué lo dices? ¿está la foto movida o algo? ;-)

    ResponderEliminar
  4. MartinAngelair, sí, es una suerte tener un río cerca, y si además no huele mal, la suerte es doble... ahora casi todos lo ríos huelen mal y están muertos o casi...

    ResponderEliminar
  5. Es un río 'viejo',...de hecho, su nombre fue regalado por los romanos,...


    ...pero huele bien, porque nos enseñó, a los que le conocemos, a saber, a que huele un río con bichos y plantas.





    Besos.

    ResponderEliminar
  6. No por nada, al contrario, por eso :)

    Vamos, que te veo productivo y "fino" por esas tierras...

    ResponderEliminar
  7. Después de nuestro coincidente comentario herpetológico en el blog manchego, vengo al tuyo y aprovecho para informarte que Bufo calamita ha camiado su nombre. Ahora es Epidalea calamita.
    Me encanta este animal, tiene unos ojos maravillosos

    ResponderEliminar
  8. Hola Jesús,

    en la Lista patrón de los anfibios y reptiles de España (actualizada a diciembre de 2009) se dice lo siguiente (las negritas son mías):

    GRAYBEAL, 1997 y FROST, 2006 indican que el género Bufo es claramente parafilético. FROST et al. (2006) proponen el cambio de género de Bufo calamita a Epidalea calamita y de Bufo viridis a Pseudoepidalea viridis.

    [...]

    Así, aunque el género Bufo, sea parafilético y especialmente deba subdividirse, VENCES (2007) opina que es apresurado y recomienda mantener el Género Bufo para las tres especies que se encuentran en Europa.

    [...]

    Además, algunos de los resultados de STÖCK et al. (2006) sugieren una relación cercana entre B. calamita y B. viridis que invalidaría el género Pseudepidalea. SPEYBROECK & CROCHET (2007) proponen dos opciones o bien un solo género para las tres especies o bien dos géneros Bufo y Epidalea. Ante esta situación lo más estable es mantener el género Bufo para las tres especies.

    Aunque es muy posible que B. calamita y Bufo viridis pertenezcan a otro género, los datos actuales son insuficientes como para separar las dos especies del género Bufo.

    [...]

    En líneas generales la opinión de los autores coincide con la expresada por Vences y parece prematuro dividir el Género en tres por lo que sugerimos mantener Bufo calamita, Bufo viridis y Bufo bufo ya que la filogenia aún no está bien resuelta.

    Y en la parte de conclusiones concluye:

    Veredicto de la comisión:
    Se mantiene la denominación vigente de Bufo calamita pendiente de la clarificación de sus relaciones filogenéticas. Se acepta la especie Bufo balericus pero no el nuevo género Pseudepidalea, pendiente asimismo de la clarificación de sus afinidades filogenéticas.

    Así pues, yo creo que a fecha de hoy, el nombre oficial correcto sigue siendo Bufo calamita, corrígeme si estoy equivocado... Sí he visto que en muchos sitios usan Bufo (Epidalea) calamita, supongo que como solución de compromiso entre las dos posturas.

    Un saludo y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...