Buscar en macroinstantes

viernes, 14 de noviembre de 2008

Imágenes robadas

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Lycaenidae
Género: Polyommatus
Especie: Polyommatus sp.


Primera parte: El Problema

Hace algun tiempo, navegando por la inmensidad del ciberespacio sin rumbo fijo, llegué a la web de una empresa que ofertaba actividades de aventura en el Pirineo. Entre las varias imágenes que mostraba esta web, una en concreto llamó mi atención. Se trataba de una foto de los Mallos de Riglos que me resultó familiar. "Yo tengo una foto parecida..." pensé... ¿parecida? ¡Qué diablos! ¡¡Yo tengo una foto IDENTICA!!

Tras rebuscar en mi archivo la foto en cuestión, no quedó ninguna duda: era MI foto.

Esa imagen había estado durante un tiempo en Flickr bajo una licencia Creative Commons que decía bien claro que podía usarse y distribuirse citando al autor, y para usos no comerciales. La web violaba ambas condiciones.

Yo esa foto la había borrado de Flickr hacía tiempo, pero está claro que, una vez publicado algo en Internet, es imposible saber cuantas copias y por dónde circulan, en cuantos discos duros privados se ha replicado, en cuantos servidores de backup quedan copias de seguridad, o cuantas webs reproducen, intacta o modificada, esa información. Es imposible tener control sobre un conjunto de unos y ceros liberados en Internet, imposible eliminarlos, o al menos, imposible tener la certeza de que se han eliminado, las Sociedades Gestoras de Derechos de Autor han aprendido amargamente esta realidad.

Hace unos días, un amigo me envía un correo con unos enlaces. Son de usuarios de Flickr. Entre la colección de fotos de estos usuarios aparece una de mis fotos. Lleva la marca de agua de Earthshots.org, así que en este caso no hay duda de dónde la han obtenido. Esa foto fué elegida foto del día en la citada web, y allí sigue, con mi nombre y un enlace a mi blog. Pero en la colección de estos usuarios de Flickr han desaparecido mi nombre y el enlace, de modo que lo que realmente parece es que la foto es suya. No lo dicen, pero tampoco lo niegan. Supongo que el resto de fotos de estos usuarios también han sido cosechadas de la red. En este caso no hay animo de lucro. Solo violan la condición de citar al autor.

En ambos casos ha sido la casualidad la que ha permitido que me enterara de estas situaciones. Muchas otras fotos pueden haber sido copiadas y usadas de forma ilícita y yo no tengo forma de saberlo.

En mi caso, que no como de la fotografía, resulta casi anecdótico, y podría incluso sentirme halagado de que alguien considere mis fotos lo sufientemente buenas como para merecer ser robadas, pero imagino que a quien haya hecho de la fotografía su medio de sustento no debe hacerle tanta gracia, así que no es de extrañar que se hayan ensayado diferentes métodos para proteger del saqueo las fotografías expuestas en Internet.

En futuras entradas comentaré algunos de estos métodos y explicaré por qué todos están condenados al más absoluto de los fracasos.

4 comentarios:

  1. Ya he visto que esto lo que cuentas ocurre a menudo. Mientras hay personas que no les da vergüenza aprovecharse de estos "robos" no sera fácil evitarlos.
    Me imagino que luchar contra estas usanzas debe ser difícil de controlar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. A mi me avisaron que habían visto una imagen mía en un fotoblog, por supuesto sin mencionar la procedencia ni nada. Tras avisar al autor de la situación no me hizo ni caso. Menos mal que en las condiciones de alta de usuarios de ese fotoblog ponía que las fotografías utilizadas deberían ser propias del usuario. Al final, me tuve que poner en contacto con los propietarios que dieron de baja la cuenta...
    Te comprendo exactamente.

    ResponderEliminar
  3. Es algo que afecta a todos los que colgamos fotos en Internet.

    Bueno, en el caso de los que roban las fotos para sus webs comerciales, para libros, carteles o lo que sea, está claro lo que son.

    Pero los que las copian para sus blogs personales, y lo único que se les pide es que pongan de donde la han cogido y quien la ha hecho... mira que es poco pedir...

    A uno de los usuarios de Flickr le le habían puesto alguien (que yo no conozco) un comentario en inglés diciéndole que la foto no era suya y un enlace a mi blog (me pareció muy sorprendente, porque no había sido el amigo que me avisó de que mis fotos estaban copiadas).

    A otro le escribí un privado haciéndole notar que debía citar al autor. Meses después ha añadido un comentario con un enlace a mi blog que dice: "Original Source: macroinstantes.blogspot.com
    So sorry, I was too lazy to add in the Author. After all, I wasn't good enough to take these photos"

    Tiene en su cuenta 200 fotos, las máximas que permite la cuenta gratuita de Flickr, todas descargadas de Earthshots, y la única que tiene un comentario citando al autor es la mía (ahora, antes no lo tenía ninguna).

    No creo que se trate de mala intención, simplemente vagancia como dice él mismo... y la sensación general que tiene mucha gente de que en Internet todo el monte es orégano.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...