Buscar en macroinstantes

miércoles, 13 de enero de 2010

Etica de la manipulación (Tercera parte)

Clase: Reptilia
Orden: Squamata
Familia: Amphisbaenidae
Género: Blanus
Especie: Blanus cinereus (Vandelli, 1797)


Retomo un viejo tema, el de la manipulación de la escena en fotografía de Naturaleza. Lease como continuación de Etica de la manipulación y Etica de la manipulación (Segunda parte).

Recientemente, ha vuelto a desencadenarse la polémica en torno a la foto ganadora de un prestigioso premio internacional. Se trata de un lobo ibérico saltando una cerca realizada por un fotógrafo español y se mire por donde se mire es una foto espectacular. La polémica ha venido a raíz de las sospechas de que el lobo que aparece en la imagen es un animal domesticado, lo que por un lado reduciría considerablemente la dificultad de hacer la foto (equivaldría a hacerla con un perro) y por otro violaría las bases del concurso, que permite fotos en condiciones controladas pero a condición de que se diga claramente.

En este país, el clavo que sobresale recibe enseguida un martillazo, y rápidamente todo el mundo se ha puesto a opinar, muchos sin saber de qué estan opinando. He leído por ejemplo cómo algunos, al enterarse de que la foto estaba hecha con barrera de infrarrojos, le quitaban todo mérito, evidenciando que no tenían ni idea de lo dificil que puede llegar a ser tomar una foto decente con esta técnica.

Yo solo puedo decir, que independientemente de cómo se haya conseguido la foto, de si el lobo es manso como un caniche o una fiera sanguinaria, la foto es una imagen muy buena. Si el autor ha hecho trampas respecto a las bases del concurso ocultando que era un animal domesticado, que le quiten el premio, y si no, que le pidan disculpas, pero la foto no puede pasar de ser un fotón a una foto mala así de rápido. De ser así, no se estaba valorando la foto en sí, sino la dificultad de obtenerla (que de hecho era una de las cosas que al parecer puntuaba en el concurso).

La foto que ilustra este post muestra un animal en una actitud 'sospechosa'. Los Blanus viven bajo tierra y raramente salen al exterior, aunque sí salen de vez en cuando, a veces obligados por circunstancias de fuerza mayor como lluvias fuertes que inundan sus galerías subterráneas, o en la época de celo (que también es una circunstancia de fuerza mayor, y una de las razones por las que los seres vivos hacemos las mayores tonterías).

Cuando los Blanus se sienten amenazados se enroscan en alguna ramita o raíz y se aferran con fuerza. Si no encuentran ninguna rama a la que aferrarse, se enroscan sobre sí mismos, haciendo una especie de nudo gordiano con su propio cuerpo. Ambas estrategias van dirigidas a dificultar su ingestión por potenciales depredadores como culebras y otros reptiles o anfibios, que tragan a sus presas enteras.

Si colocamos a un Blanus sobre una rama, nos sorprenderá ver como un animal practicamente ciego y sin extremidades, que vive bajo tierra y raramente sale a la superficie, se mueve con increíble soltura por las ramas, y no solo no se cae, sino que se desplaza con la agilidad y seguridad de una serpiente arborícola (bueno, tal vez no con exactamente la misma). En cualquier caso, no da la impresión de que sea la primera vez que lo hace, sino más bien de que es algo para lo que está evolutivamente preparado.

¿Significa eso que los Blanus ocasionalmente trepan a los arbustos? Lo ignoro, solo sé que en las ramas se mueven con razonable soltura. El de la foto lo puse yo allí para que se tranquilizara y poder fotografiarlo mejor, y tenerlo en un lugar visible mientras tanto, pues en el suelo se escabullen con increíble rapidez, si el suelo es blando, perforando un tunel con su cabeza.

Sin duda la foto muestra un comportamiento propio de la especie, pero es necesario aclarar que el animal fue colocado allí por el fotógrafo, independientemente de que los Blanus trepen o no ocasionalmente por las ramas de los arbustos por propia inciativa. Yo no se si realmente lo hacen.

Sería distinto el caso de que sí fuera conocido que los Blanus trepan ocasionalmente a los arbustos por propia voluntad.

Sir David Attenborough decía en una ocasión que uno puede pasarse la vida entera andando por el desierto con una cámara sin tener la suerte de encontrar una pareja de escorpiones realizando la danza nupcial. Sin embargo era más fácil encontrar un escorpión macho deambulando por ahí y recogerlo, otro día encontrar un escorpión hembra y recogerlo también, y cuando estuvieran en celo, presentarlos. Entonces los escorpiones realizarían la danza nupcial y podría ser filmada.

La danza nupcial que ejecutan estos escorpiones 'manipulados' no se diferencia en nada de la que ejecutan todos los escorpiones que se encuentran por sus propios medios en el desierto, así que equivale en todo a haber filmado una danza 'no manipulada'. La mayoría de documentales de naturaleza se han filmado mediante este tipo de manipulaciones (y algunas peores).

La clave está en que es necesario conocer muy bien las costumbres de la especie para poder recrear una de estas situaciones sin falsear la realidad. E incluso en este caso, creo que igualmente debería comunicarse el método utilizado para conseguir filmar ese comportamiento, aunque está claro que en los documentales no lo dicen.

13 comentarios:

  1. Mientras no se les haga daño, estoy de acuerdo.

    Pero es tan subjetivo esto..., puede que con el hecho tan simple de tocarles ya les estemos creando nerviosismo o estres???? como dicen por ahí? Creo que no es para tanto, a veces, nos pasamos de sensibles.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo. Comparto al 100% todo lo que dices, el caso de la famosa escena del lobo es clarísimo. La foto es un fotón diga lo que se diga, y lo sera aunque esté manipulada. Otra cosa son las consideraciones éticas y si cumple o no las bases del concurso. Y lo de quitar el mérito por estár tomada con infrarrojos demuestra una gran ignorancia.
    Lo dicho, muy buen artículo.

    ResponderEliminar
  3. El tema de la Naturaleza es un tema muy complicado de fotografiar o de filmar. En una boda tú le puedes decir a la novia que adopte determinada pose y lo hace, en la Naturaleza los animales no solo no obedecerían sino que saldrían huyendo. Por eso a veces hay que usar determinadas técnicas "fraudulentas" como lo de los escorpiones, pues no tenemos toda una vida para tomar una imagen. Años ha, Félix Rodríguez de la Fuente ya se tuvo que convertir en el macho alfa de una manada de lobos para mostrarnos la belleza de esos animales. Más recientemente, en el documental "Nómadas del aire" los cámaras iban en un ultraligero junto con los gansos y patos para filmar sus migraciones. Para volar a su lado tuvieron que estar allí cuando nacieron y fingieron ser sus padres imitando su "voz" con una bocina. Así los animales los toleraban como si fueran uno más de la bandada. Si no, ¿de qué iban a consentir semejante proximidad de un humano? Buen artículo y buena foto.

    ResponderEliminar
  4. Hablo de memoria, igual era "Nómadas del viento".

    ResponderEliminar
  5. @ngel, es cierto, el bienestar de los animales y plantas debe anteponerse a las fotos. Pero por coger unos minutos una lagartija no le pasa nada, siempre que el que la manipule sepa hacerlo.

    David, gracias.

    Miguel, has nombrado al gran Félix, el hombre que cambió la mentalidad de un país respecto a la Naturaleza, y pensar que hay quien lo critica por esto mismo que comentamos. En España veníamos de una ley de limpieza del monte de alimañas donde las administraciones pagaban dinero por lince, águila u oso muerto, 'alimañas' que debían ser eliminadas por dañinas. Los documentales de Félix cambiaron la imagen que la población tenía del lobo, de las águilas, y de todas esas 'alimañas'. Qué importa si los lobos eran domesticados, o si el águila que agarra al cabrito y sale ¿volando? ¿cayendo? por el cortado era de cetrería. Considerando el contexto de aquella época pocas veces los medios han estado más justificados por los fines.

    Hoy la situación es diferente, pienso.

    Gracias a los tres por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  6. Cuando vi por primera vez la imagen me quedé extasiado por la imagen, pensado en como se habría realizado. Me imaginé al autor en la soledad del monte, en las oscuras noches sintiéndose acechado por lobos salvajes, oculto en un hide, con el dedo tembloroso sobre el disparador, esperando un movimiento para disparar, quizás incluso usando algún tipo de visor nocturno de infrarrojos para percibir la noche con claridad. Me preguntaba cuantas noches habría pasado así, esperando que un lobo lo suficientemente confiado -o hambriento- para ignorar el olor a hombre que rondaba el lugar y los artefactos allí colocados. Incluso me pensé en las indagaciones que habría tenido que hacer entre los paisanos para seguir el rastro de los lobos hasta un lugar adecuado para captarlos.
    Cuando leí que podría haber sido tomada con una barrera, parte del encanto de la imagen se evaporó, si bien esta técnica requiere otro tipo de planificación, en mi opinión se desvirtúa bastante sobre todo en el contexto del concurso y teniendo en cuenta otras imágenes participantes.
    Yo soy de los que opinan que la barrera de infrarrojos elimina parte del encanto de la imagen. Quizás penséis que soy un ignorante, pero yo opino al contrario. Las barreras implican un tipo de ética fotográfica diferente a la mía. Trabajar con barreras implica transportar al campo pesados equipos en vehículos motorizados, y yo la verdad prefiero llevar todo mi equipo a mis espaldas en la mochila, para poder caminar y observar.
    Las barreras son herramientas poderosas para cierto tipo de fotografía como insectos al vuelo y movimientos ultrarápidos.
    No es lo mismo pasar la noche con el dedo en el disparador remoto, que irte a dormir al coche y volver mas tarde a ver que se ha capturado.
    En cualquier caso, la imagen solo pierde el mérito dentro del contexto del concurso, por lo demás es una grandísima imagen, y el autor sigue siendo un grandísimo y genial fotógrafo de naturaleza.
    También opino que la polémica esta un poco fuera de lugar, pues a diario la mayoría de los fotógrafos de naturaleza alteran y falsean sus imágenes y no lo dicen, a la vista está que muchos de ellos bloquean los datos exif de sus imagenes y colocan firmas gigantescas que atraviesan la foto de esquina a esquina, como si fueran auténticos joyas que no quieren compartir con nadie...

    ResponderEliminar
  7. Ya sólo faltaría que se descubriera que la foto de marras hubiera sido disparada en RAW... eso no es fotografía ni ná ;)

    Ahora en serio, es un fotón, independientemente que se ajuste o no a las bases del concurso...

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado y comparto tu ética de manipulación. Espero traerte muchas visitas con una recopilación de tu serie de tres post en este otro post del sekano.

    ResponderEliminar
  9. Xema,

    entiendo lo que dices, y estoy completamente de acuerdo en lo que se refiere al concurso, pero fíjate que a mí el que esté hecha con barrera de infrarrojos me parece que no le quita mérito a la foto en sí.

    En todo caso es otra forma de trabajo, otra aproximación a la fotografía de animales, y pienso que con determinadas especies, la única forma de trabajo factible. Tiene menos mérito en algunos aspectos y más mérito en otros. Desde luego no es una técnica fácil.

    Si la cosa fuera dejar la barrera montada toda la noche y al día siguiente regresar a recoger fotones como este de la tarjeta, habría miles, cientos de miles de fotones como este ilustrando las revistas y circulando por la Internete, y salta a la vista que hay muy pocas fotos como esta.

    Por supuesto, cada uno tiene su forma de entender la fotografía, pero el que alguien opte por usar barrera de infrarrojos no me parece criticable ni desmerecedor.

    Que alguien mienta para ganar un concurso premiado con 11.000 leuros y se invente una historia de noches en lo profundo del monte estudiando por donde campean los últimos lobos ibéricos, cuando ha fotografíado un perro de agility, eso sí me parece grave, y sí que se me evapora el encanto de la imagen (que sigue siendo una imagen espectacular).

    Para que cada uno se forme su propia opinión, las comparaciones faciales con Ossian, el lobo de Cañada Real, y los árboles del fondo y el escenario, también del Centrop de Fauna de Cañada Real, y la discusión que originó la polémica se puede leer AQUÍ.

    ResponderEliminar
  10. Sekano, vaya, muchas gracias por la publicidad y por los elogios, aunque me temo que esto no son más que algunas reflexiones escritas un poco a vuela pluma. Y desde luego es un tema complejo que admite otras opiniones e interpretaciones.

    ResponderEliminar
  11. Tito, fotón lo es, sin duda.

    Si realmente ha mentido, la mier** salpicaría a toda la comunidad de fotográfos de naturaleza española. De hecho parece que las sospechas fueron iniciadas por la denuncia de 'colegas' españoles. Vete tú a saber las verdaderas motivaciones.

    ResponderEliminar
  12. Yo al ver la fotografía ganadora de ese concurso pensé inmediatamente: "daría cualquier cosa por haber sacado esa fotografía". La cámara utilizada, el sistema de infrarrojos... es obvio que una fotografía así no la consigues con una cámara compacta paseando por el monte, y eso no le quita nada de mérito. Respecto al uso de un lobo troquelado para eso, es cierto que si las bases del concurso son esas, y no las ha cumplido, deberían quitarle el premio, pero la fotografía es igualmente buena.

    En cuanto a la envidia en este país, desgraciadamente es como dice un compañero de trabajo: "hay más cabrones que ventanas". En fin, así nos luce el pelo.

    P.S.: Sobre la manipulación en los documentales o fotografías, estoy con otros comentaristas: en tanto los animales no sufran daño alguno y se les conozca suficientemente bien como para que la toma sea realista... creo que está justificado. Es más, gracias a estas obras la gente conoce mejor la naturaleza y puede valorarla un poquito más, lo que contribuye a ayudar a protegerla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Me entero a través del blog de frikosal que la organización del concurso Wildlife Photographer of the Year ha decidido retirar el premio al autor de la foto del lobo, por considerar que ha mentido y que el lobo de la foto es un animal domesticado.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...