Buscar en macroinstantes

domingo, 9 de diciembre de 2007

Phoresia


Ding Dong Ding... Pasajeros de la compañía Coleoptera Airline con destino a la boñiga a 200 metros al sur, embarquen en el coleóptero situado en la pista... despegue inmediato...

Hace millones de años, antes de que los primeros dinosaurios pisotearan la Tierra, los invertebrados ya habían inventado las compañías Low Cost.

Se denomina Phoresia a la relación entre seres vivos por la que un organismo de movilidad limitada, se fija a otro con mayor capacidad de desplazamiento, para viajar a lugares a los que por sus propios medios le sería imposible acceder.

Un ejemplo típico son los ácaros depredadores de las boñigas que usan a los escarabajos del estiércol y a las moscas para viajar de las boñigas que se están secando a otras más frescas. A los diminutos ácaros les supondría una odisea recorrer unos pocos metros caminando a través del prado, pero pueden salvar kilómetros en pocos minutos montados en insectos voladores, que además los llevan a donde quieren ir, a otra boñiga. Ácaros, pseudoescorpiones, garrapatas y diversos tipos de larvas utilizan este sistema para desplazarse grandes distancias.

Los pasajeros suelen acomodarse en lugares donde no dificulten el vuelo de su transporte, y donde puedan fijarse fuertemente para no caer durante el vuelo, lo que significaría su muerte segura, no por el golpe de la caída, sino por caer en un lugar alejado de los recursos alimenticios.

A los involuntarios vehículos de transporte parece no importarles el abuso mientras el número de pasajeros no sea tan grande que el peso extra les dificulte el despegue, o simplemente no pueden hacer nada para evitarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...