Buscar en macroinstantes

lunes, 12 de mayo de 2008

Volverán...

Clase: Aves
Orden: Passeriformes
Familia: Hirundinidae
Género: Delichon
Especie: Delichon urbica (Linnaeus, 1758)


Esta foto es de julio del 2005. En la primavera de ese año una pareja de golondrinas Delichon urbica, también conocidas como Avión común, aparecieron en casa y a base de bolitas de barro amasadas con saliva construyeron en un abrir y cerrar de ojos su nido.

Desde entonces todos los años regresan. Supongo que son los mismos, aunque no tengo forma de estar seguro, ya que no están anillados. El primer año sacaron adelante dos nidadas. Lo sé porque arrojan las cáscaras de los huevos a mi terraza. El segundo año, en cambio solo criaron una vez, y aunque se quedaron hasta el otoño no aparecieron las cáscaras de la segunda puesta. En el 2007 también criaron una sola vez. Quizá tras la experiencia del primer año decidieron que con una vez era esfuerzo suficiente.

En la Antigua Grecia se creía que las golondrinas se enterraban en el barro para pasar el invierno. Hoy sabemos que estas criaturas del viento emigran volando distancias enormes.

Todos los años, cuando los días acortan y se avecinan los fríos del invierno, abandonan el nido acompañados de los pollos de ese año, ya grandes. Vuelan reuniéndose con los de su especie en grupos y, obedeciendo una orden que sólo ellos pueden oír, inician un asombroso viaje hacia el Sur. En su camino su grupo se unirá a otros grupos formando bandadas cada vez más grandes. También se uniran a ellos las bandadas de golondrina común (Hirundo rustica) y Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris) formando ejércitos de millones de aves que cruzarán el estrecho de Gibraltar y se adentrarán en África, atravesando el ardiente Sahara (o costeando por el Oeste).

No se sabe bien a donde van. Han sido vistos en Tanzania, Malawi, Zaire, Namibia y otros sitios del África Tropical y Austral, pero siempre se avistó un reducido número de ejemplares, mientras que se estima en unos 90 millones de aviones comunes los que abandonan Europa todos los inviernos.

Ahora, los que me visitan todos los años, están incubando.

7 comentarios:

  1. Preciosa entrada. Que envidia me das. Yo tengo un recuerdo precioso de las golondrinas cuando era niño, en el pueblo de mis padres, Serón ( Almería ) en una ocasión, muy temprano, vimos cientos de ellas en un pequeño parque. Yo le pregunté a mi padre y el me explicó que se reunían allí para partir.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Fabulosa la foto! Y qué envidia que tengas a las golondrinas tan cerquita, en tu casa :)

    Saludos.

    Verónica

    ResponderEliminar
  3. me fasinan las aves y esas fotos son una locura estan padrisimas me encantan y por eso pienso que no deben tirar los arboles o van a desapareser todas esas presiosas aves

    ResponderEliminar
  4. Tengo un cotorro que puede desir su nombre y galleta me fasina

    ResponderEliminar
  5. les mando saludo millllllllllllllllll
    me fasina esta pag.

    ResponderEliminar
  6. Hola!!
    Buenas fotografías, pero me gustaría aclarar que las de las fotos en el nido son aviones comunes y no golondrinas. La golondrina es una especie y el avion común otra.
    La golondrina es más estilizada, de mayor longitud y belleza.
    Sus nidos no cierran arriba nunca, al contrario que el avión común, sino que son "medios nidos".
    Yo también tengo un blog.
    Se llama "Gerena Verde". Te dejo la dirección por si te quisieras pasar. (http://gerenaverde.blogspot.com/)
    Un saludo y felicidades por tu blog.

    ResponderEliminar
  7. Kinisantos, gracias por tu comentario. Efectivamente se trata de un nido de avión común (lo digo en el primer párrafo). Pasaré por tu blog. Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...