Buscar en macroinstantes

jueves, 21 de febrero de 2008

Opiliones

Clase: Arachnida
Orden: Opilionida
Familia: Phalangiidae
Género: Dasylobus
Especie: Dasylobus sp.


Esta criatura patilarga y de ojos saltones no es una araña. Pertenece a un orden de arácnidos llamados Opiliones.

Sin embargo, la mayoría de la gente cuando los ve cree que son arañas. Hay que mirarlos de cerca para darse cuenta de que en realidad son muy diferentes. Para empezar no tienen ningún estrechamiento (cintura) entre el prosoma y el opistosoma, y este últmo presenta segmentación claramente visible. Las arañas verdaderas en cambio, presentan una cintura estrecha separando el prosoma (cefalotorax) y el opistosoma (abdomen) y en su abdomen no se aprecia segmentación.

Otra diferencia es que los quelíceros de las arañas terminan en una especie de colmillo, mientras que los quelíceros de los opilones terminan en forma de pinza (quela).

Además todas las arañas (como toda regla, en esta también hay excepciones) poseen glandulas venenosas conectadas a los quelíceros. Los opiliones no tienen estas glándulas y por tanto carecen de veneno.

Los opiliones practican la autotomía de sus patas, las cuales una vez desprendidas del cuerpo siguen moviéndose durante mucho tiempo para distraer a los depredadores, por lo que no debemos intentar cogerlos con los dedos por sus patas o nos quedaremos con ellas mientras el pobre opilión intenta huir con las que le queden. Es la misma técnica de distracción que usan las lagartijas con su cola.

En resumen, se trata de unos animalillos absolutamente inofensivos que sufren el estigma de parecerse demasiado a las arañas, poco apreciadas por la mayoría de la gente, cuando no perseguidas o pisoteadas. Así que la próxima vez que usted se disponga a pisar una araña, mejor no lo haga, primero porque las arañas son animales sumamente beneficiosos, y segundo, porque podría tratarse de un pobrecito opilión.

4 comentarios:

  1. No conocía los opiliones. ¡Muy interesante este método de defensa! Y qué impresión que sus miembros sigan moviéndose por ahí sin su dueño...

    Creo que mucha gente mata insectos y arácnidos porque no los conoce bien, no sabe cuán asombrosas son sus formas de vida. El cine de terror se ha encargado especialmente de implantar imágenes negativas sobre todo tipo de artrópodos, especialmente de las arañas. Y los opiliones, por lo que veo, pagan el pato.

    ¡Saludos!

    Verónica

    ResponderEliminar
  2. Sí, suele ocurrir con demasiada frecuencia que las personas juzgamos por las apariencias sin dedicar unos segundos a ver qué hay detrás...

    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. el otro dia aplaste un opilion y salio un olor terrible tuve que salir del lugar donde lo habia matado y el olor duro varios minutos, un olor realmente repulsivo

    ResponderEliminar
  4. Pues mira, otra razón para no pisarlos... Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...