Buscar en macroinstantes

miércoles, 28 de octubre de 2009

Ojos alienígenas y efímeros

Clase: Insecta
Orden: Ephemeroptera



efímero, ra.
(Del gr. ἐφήμερος, de un día).
1. adj. Pasajero, de corta duración.
2. adj. Que tiene la duración de un solo día.

Las efímeras son los insectos alados más antiguos. Se han encontrado fósiles de efímeras datados nada menos que del periodo Carbonífero, muchísimos millones de años antes de que aparecieran los primeros dinosaurios. También son los únicos insectos que tienen dos fases aladas, denominadas subimago e imago.

Por una vez, el nombre común de estos insectos es acertado. Los adultos carecen de boca funcional, por lo que no se alimentan y se limitan a reproducirse, viviendo muy poco tiempo. Esto los adultos, porque las larvas pueden vivir en el agua incluso varios años antes de transformarse en adultos alados, pero esto varía según la especie.

Tras los vuelos nupciales y la puesta de huevos, las efímeras caen a millares sobre la superficie del agua, constituyendo un festín para los peces. Los pescadores conocen bien la apetencia de los peces por estos insectos.


La primera foto está tomada al máximo aumento que me permitia el objetivo macro. En la segunda foto abrí el encuadre para no cortar las alas, aunque decidí cortar las colas, de lo contrario el insecto quedaba demasiado pequeño.

Hay un detalle que me hubiese gustado fotografíar de cerca, los ojos, pero con el equipo de que disponía no me era posible conseguir la aproximación necesaria. Los ojos de los machos de algunas especies de efímeras son realmente extraños. Están divididos en dos, de tal modo que de facto tienen cuatro ojos. Los dos superiores están como despegados y claramente dirigidos hacia arriba. ¿Qué habrá tan interesante en el cielo para merecer esos hiperdesarrollados ojos extra? ¿Enjambres nupciales de hembras tal vez?

A falta de equipo apropiado, recurro a la "falsa macrofotografía", al recorte, para mostrar en su merecida medida unos de los ojos más extraños del reino animal. Como suele decir Frikosal, amplien la foto haciendo clic sobre ella, se lo ruego.


Aquí vemos el ojo 'normal', redondo y con dos bandas horizontales paralelas de color marrón rojizo. Y sobre la cabeza, algo que parecen dos cascos de ciclista. Si nos fijamos, veremos que la superficie de este casco doble está formada por omatidios, lentes visuales, miles de ojos siples que todos juntos forman un ojo compuesto... más grande que el ojo normal, y cuya superficie visual se dirige totalmente hacia arriba.

13 comentarios:

  1. Lo primero que pense cuando fotografié por primera vez esta especie, es que los 'cascos' de ciclista son una estratégia para despitar a los depredadores, haciendoles pensar que miran a un sitio cuando no lo hacen.
    Sabes si son funcionales??

    ResponderEliminar
  2. Los machos tienen dos diferencias muy visibles respecto a las hembras, esos ojos-casco y las patas delanteras mucho más largas... tratándose de insectos de vida adulta muy breve y que prácticamente lo único que hacen es aparearse, poner los huevos y morir, estas diferencias anatómicas de los machos sospecho deben estar relacionados de un modo u otro con la reproducción...

    Si fuera para despistar los tendrian las hembras que son las que necesitan vivir un poco más de tiempo tras el apareamiento para poder poner los huevos en un lugar adecuado...

    Y supongo que sí deben ser funcionales y que deben ver muy bien lo que tienen sobre sus cabezas...

    ResponderEliminar
  3. De no ser por el recorte hubiera jurado que los cascos de ciclista :) , eran los únicos ojos.

    Muy buenas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Apelando a la etología efemeroptera, podriamos pensar que los machos que suelen emerger antes, deben estar como locos buscando hembras, y de ahí que tuvieran los ojos enfocando hacia arriba, quizas para ver lo que pasa por encima de sus cabezas facilmente. En tal caso, porque mantiene los ojos inferiores en la posición correcta y con las lineas rojizas para desdibujarlos??
    En otras muchas especies de efemeropteros se da que los machos presentan caracteres importantes que le dan mucho dimorfismo sexual, como colores llamativos, y cercos muy desarrollados, que después resultan ser inútiles, pues se aparean al 'mogollón', es decir, sale una hembra y se tiran 500 encima... no parece haber una selección de los caracteres. Por lo que muchos autores se inclinan a pensar en la aleatoriedad, es decir, una mutación que no estorba, pero que tampoco tiene un función.

    Y volviendo a esta especie de la que no conozco nada, más allá de lo que tu has contado, y lo que yo he observado. Me da la sensación de que quizas la respuesta esté en sus hábitos. La mayoría de los insectos que necesitan ver sobre sus cabezas, por ejemplo como en los dipteros, los machos tienen los ojos que se extienden hasta la parte superior de la cabeza. Pero en este caso, no, tiene un grupo de ojos dedicado solo a la visión superior, y ademas parece omatidios mucho mas grandes. A ver si va a ser nocturna o incluso que sus apareamientos o sus emergencias sean crepusculares...

    ResponderEliminar
  5. Xema, me da la impresión de que sabes tú de efímeras bastante más que yo...

    Pero has dicho una cosa, que los omatidios de los ojos-casco son más grandes que los de los ojos de debajo, que me ha recordado algo...

    Mira el recorte de esta entrada, es un macho de Tabanus sp. que fotografié a principios del 2008. Los omatidios de la mitad superior de los enormes ojos compuestos ¡son más grandes que los de la mitad inferior! Y tengo que confirmarlo, pero creo que esto solo sucede en los machos. Toma peazo de coincidencia en dos grupos de insectos que no están emparentados para nada, osea que la evolución debe haber llegado allí por caminos distintos, pero tal vez con la misma finalidad (sí, ya se que la evolución no tiene finalidad alguna, es un decir).

    A donde voy es que si dos grupos no emparentados desarrollan una característica similar independientemente (machos con omatidios que miran hacia arriba más grandes que los que miran hacia abajo), sí que debe tener alguna función y no puede ser una 'mutación' que no estorba. También debe ser una función que solo necesitan los machos y no las hembras...

    No se me ocurre que cosa pueden tener en común las efímeras con los tábanos, aparte de que sus larvas viven en sitios con agua.

    Hay otros insectos que tienen los ojos divididos en dos superiores y dos inferiores, unos escarabajos que nadan por la superficie del agua, pero en este caso está claro el porqué de dos ojos hacia arriba (para ver en el aire) y dos hacia abajo (para ver en el agua)...

    ResponderEliminar
  6. Pues vale, ya he confirmado que solo los machos de los tábanos tienen las facetas de diferente tamaño... ¡lo digo yo mismo en la entrada que he enlazado antes! También discuto sobre qué misteriosa función puede tener esta diferencia de tamaños... Lo peor es que me he encontrado buscando en Google, el cual me ha llevado a mi propio blog... :-P

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante, y me recuerda que esto mismo lo he observado en asilidos, pero en vez de hacia arriba, hacia abajo.

    http://farm4.static.flickr.com/3410/3558368087_e3130a86fd_o.jpg

    ResponderEliminar
  8. Ephemeroptera Galactica:
    "Los ojos compuestos de los machos presentan diferentes grados de especialización, desde los no divididos y relativamente pequeños hasta los completamente divididos en una gran porción dorsal y otra más pequeña ventrolateral, alcanzando esta característica su mayor desarrollo en los Baetidae y algunos Leptophlebiidae, en los que la parte dorsal está formada por grandes facetas ubicadas sobre un pedúnculo. Esta parte dorsal de los ojos de los machos está destinada a localizar las hembras durante el vuelo nupcial. Coincidentemente muchas de las especies que realizan el vuelo durante horas de oscuridad tienen los ojos más simples. Las patas anteriores del macho son muy largas y tienen una articulación invertida que le permite doblar los tarsos haca atrás para asir a la hembra." Eduardo Domínguez, Michael D. Hubbard y William L. Peters.

    ResponderEliminar
  9. El recorte en el que se aprecia el detalle de los ojos es impresionante, qué nitidez y que asombrosos esos omatidios. ¿Sabes de qué especie se trata? Se parecen mucho a los de un macho adulto que tengo en el blog....pero las guías básicas no me permiten tener la certeza de la especie. A la que más se me parece es a Centroptilum luteolum.
    http://chajurdo.blogspot.com/2009/11/centroptilum-luteolum.html
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. No se la especie. Tampoco tengo claves, y sin claves actualizadas es tiempo perdido intentar llegar a nivel de especie... (yo no llego ni a nivel de familia, aunque esta sea probablemente un Baetidae). Por cierto, tienes fotos muy chulas en tu blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante la foto donde se ven los omatidios, dices que simplemente has recortado la foto original para ampliarla, pero sale con una definición alucinante, podrías decirme con que tipo de cámara has hecho la foto (macro o lo que sea gracias

    ResponderEliminar
  12. Si la foto está nítida, un recorte al 100% ha de estarlo también. Si no, es que la foto no está nítida y al verla en pequeño se disimula su falta de nitidez.

    Estas fotos estan hechas con una reflex Nikon D300 y un objetivo Tamron macro de 90 mm montado sobre tubos de extensión.

    Pero te diré que el modelo o marca de la cámara es irrelevante para la nitidez, siempre que permita prelevantar el espejo, el objetivo tiene algo más que ver, pero lo importante es utilizar un trípode y una rótula muy firmes y estables, usar la función de prelevantamiento de espejo, accionar el obturador mediante un cable disparador, y conocer a qué aberturas de diafragma se da el mejor rendimiento óptico de la lente que estes usando. Y por supuesto enfocar con precisión. Si se utiliza una regleta de enfoque es más sencillo, si no, es cuestión de práctica.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...