Buscar en macroinstantes

viernes, 30 de octubre de 2009

Macrofotografía con luz natural

Clase: Insecta
Orden: Orthoptera
Familia: Tettigoniidae
Género: Steropleurus
Especie: Steropleurus cf. andalusius (Rambur, 1838)


Uno de los principales inconvenientes a que nos enfrentamos en el terreno de la macrofotografía es la reducida profundidad de campo (PDC) de que disponemos. La PDC es la distancia entre el punto más cercano y el más lejano que aparece enfocado en nuestra foto.

Que algo en la foto esté enfocado es una percepción subjetiva que depende de que el llamado circulo de confusión para esa zona sea menor que la resolución de nuestro ojo.

Como regla general podemos decir que la PDC será mayor cuanto mayor sea el número f, es decir, cuanto más cerrado esté el diafragma. Pero al cerrar mucho el diafragma también aumenta la difracción, y consecuentemente la imagen se degrada. Así que por un lado tenemos que cerrar el diafragma para ganar PDC, pero por otro debemos evitar la nefasta difracción que se produce a efes altos. No está de más recordar aquí que lo que mucha gente toma por efectos de la difracción es en realidad blur motion, pero ese es otro asunto.

Así que en lugar de intentar conseguir una PDC lo más grande posible, debemos conformarnos con una PDC 'razonable', pero eso sí, intentar colocarla en el lugar adecuado. No se trata tanto de tener mucha PDC sino de usar bien la PDC que tenemos.

¿Qué cual es el lugar adecuado? Bueno, cuando en la foto aparece alguien, persona o animal, buscamos instintivamente con la mirada el contacto visual, es decir, le miramos a los ojos. Así que casi todo el mundo está de acuerdo en que el punto de interés principal en una foto donde aparece alguien con ojos son precisamente sus ojos.

Da igual que sea un insecto o una persona, nuestros ojos buscarán los suyos, y si los encontramos borrosos y desenfocados nos resultará molesto, desagradable, incómodo. Así que otra regla de la fotografía es que si no hay foco para todo, que al menos los ojos estén enfocados.

Esta fotografía de un macho de Steropleurus andalusius la hice con luz natural a la sombra. Cerré el diafragma a f/18 buscando una PDC lo más amplia posible pero sin entrar en los efes problematicos con la difracción. La velocidad necesaria me salia demasiado lenta para disparar sin trípode, así que opté por subir el ISO a 400, donde los niveles de ruido cromático y ruido lumínico no dan demasiados problemas en mi vieja D70, lo que me permitió usar una velocidad de 1/30 segundos, que igualmente requiere un pulso muy firme y un poco de suerte.

De todas formas, de nuevo el factor determinante para el éxito fué la colaboración del bicho, que se quedó quietecito durante toda la sesión. Si el bicho no colabora no hay ISO ni número f y velocidad que valga.

2 comentarios:

  1. ¡Jajajaja! "Si el bicho no colabora no hay ISO ni número f y velocidad que valga." Real y tajante como la vida misma :)

    Muy buenas la foto y la explicación técnica sobre cómo realizar un buen enfoque en las cortas distancias.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, trotalomas. Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...