Buscar en macroinstantes

domingo, 6 de enero de 2008

La discreta polilla penacho y los malos hábitos fotógraficos

Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Pterophoridae


Ocultas entre la hierba podemos encontrar unas curiosas polillas con forma de "T", a veces con forma de "Y". Son los Pterofóridos, unos lepidopteros cuyas alas han sufrido una transformación extrema hasta el punto de no parecerse a ningun otro tipo de mariposa o polilla.



En inglés las llaman plume moths, y en castellano a algunas especies se las llama a veces "polillas penacho" o simplemete no se las llama, ya que se camuflan bastante eficazmente entre la hierba y mucha gente ni siquiera las conoce.

De las malas costumbres fotográficas

Leyendo "7 Bad Habits of Digital Photographers" (en inglés, obviamente) he descubierto que de los siete malos hábitos que enumera el artículo:

  1. No comprobar que se llevan todos los bártulos necesarios en la bolsa antes de salir de casa (esto creo que no es exclusivo de la fotografía digital).
  2. No comprobar el ISO que tiene ajustado la cámara antes de disparar (fuente de grandes disgustos).
  3. No preocuparse de enderezar el horizonte al tomar la foto dejándolo para después, en el ordenador.
  4. Descuidar la exposición porque se dispara en RAW confiando en el postproceso.
  5. Borrar fotos en la cámara.
  6. Gastarse el dinero en cuerpos caros en lugar de en buenas lentes.
  7. Culpar al equipo de que no hagamos buenas fotos (o de que otros hagan buenas fotos).
solo cumplo uno de ellos, el número 5. Borro muchas fotos en la cámara.

En lightchasersphotography.com dan 4 razones (en inglés también, para variar) por la que jamás se debe borrar una foto en la cámara:

  1. Las pantallas de las cámaras, incluso las más grandes y de mejor calidad, no permiten ver realmente gran cosa de la foto, por lo que juzgar si está bien o no, es una temeridad.
  2. Es fácil equivocarse y borrar una foto buena en lugar de la que queríamos borrar (los botones son pequeños y los dedos gordos).
  3. Las baterías se gastan al tener encendida la pantalla (el elemento de la cámara que más energía consume) para revisar las fotos.
  4. Revisar fotos roba tiempo para hacer fotos, que es de lo que se trata. Luego, en casa, hay tiempo de sobra para revisar, seleccionar y borrar fotos.
Yo añadiría que, dado que últimamente el precio de las tarjetas de memoria ha disminuido casi al mismo ritmo que ha aumentado su capacidad, la justificación para borrar fotos, de liberar el espacio que ocupan, ha perdido peso.

Otra de las razones, la de que la vida útil de las memory cards es función del número de accesos de lectura/escritura y por tanto, borrar todas las fotos de una vez, formateando, alarga la vida de la tarjeta, me resulta mucho menos creíble.

Resumiendo, como enésimo propósito para el 2008, voy a proponerme analizar estas y otras razones a favor y en contra y decidir si sigo borrando fotos en el campo de forma masiva o intento corregir este supuesto mal hábito. La verdad es que no tengo muy clara la cuestión.

¿Y vosotros?

1 comentario:

  1. Son preciosas y tienen su misterio, parece imposible que puedan volar. Efectivamente, casi nadie las conoce.

    Lo de culpar al equipo.. quien jamás no haya pecado que tire la primera piedra jeje. Si que influye algo.

    Borrarlas a veces no es absurdo, si están claramente mal. Mucho antes de agotar la vida de la tarjeta estará obsoleta. Yo si no las borro en la cámara después en casa se me quedan por algún rincón.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...