Buscar en macroinstantes

jueves, 29 de enero de 2009

Salamandra morenica (II)

Clase: Amphibia
Orden: Urodela
Familia: Salamandridae
Género: Salamandra
Especie: Salamandra salamandra morenica Joger & Steinfartz, 1994

Salamandra salamandra morenica

La salamandra es uno de los anfibios más vistosos de la Península Ibérica y es prácticamente imposible confundirla con ningún otro animal. En algunas zonas sin embargo llaman salamandras a las salamanquesas, reptiles que poco tienen que ver con estos anfibios.

En Andalucía habitan dos de las 9 subespecies ibéricas de salamandras, la Salamandra salamandra longirostris y la S. s. morenica (la de la foto).

La longirostris es más grande, tiene el hocico más alargado (de ahí su nombre) y nunca presenta manchas rojas. En el Libro Rojo de los Vertebrados Amenazados de Andalucía está catalogada como vulnerable. Sin embargo, su estatus a nivel general no siempre coincide con su estatus a nivel local, y por ejemplo en la provincia de Granada, donde estaba presente en las sierras occidentales y en Sierra Nevada1, actualmente goza del estatus de extinguida. La última salamandra que se vió en territorio de la provincia de Granada fue en 1989 y desde entonces no se ha vuelto a ver ninguna (fuente: www.sierradebaza.org).

La morenica es de menor talla, tiene el hocico más corto y redondeado, y suele presentar manchas rojizas de mayor o menor extensión en las glándulas parótidas.

Las salamandras son eminentemente terrestres, solo las hembras se acercan al agua para parir las larvas, y se dice que son tan malas nadadoras que pueden incluso ahogarse, aunque esta última afirmación me parece bastante dudosa.

1) Su presencia en Sierra Nevada es puesta en duda por algunos autores. De hecho es sorprendente que no se haya podido encontrar ningún ejemplar de Sierra Nevada conservado en ninguna colección. Tampoco se ha podido encontrar una causa que explique la extinción de esta especie en una zona bien conservada como es Sierra Nevada, dado que la especie sobrevive todavía en otros lugares peor conservados.

6 comentarios:

  1. Me ha hecho gracia eso de que se pueda "gozar del estatus de [subespecie] extinguida". Pobres.

    La foto excelente, como siempre. Nunca me las pierdo aunque no te comente todos los días.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, amigo invertebrado.

    Precisamente, el que se considere que son 'subespecie' o 'especie' es más importante de lo que podría parecer, ya que las políticas de conservación toman como unidad de trabajo la especie. En el caso de anfibios como la salamandra que tienen una movilidad muy reducida, dos poblaciones que estén en sierras vecinas pueden estar tan aisladas como si estuvieran en continentes distintos, pueden pasar millones de años sin tener contacto, por lo que suelen tener diferencias genéticas mayores que por ejemplo, poblaciones de aves que estén mucho más separadas. Así, la extinción, no ya de una subespecie, sino de una población de salamandras supone una pérdida equivalente a la extinción de una especie en otros grupos.

    Respecto a la longirostris, se ha comprobado que las salamandras pueden vivir en cautividad más de 20 años, y se sabe que pueden pasar mucho tiempo (años) en estado de animación suspendida, enterradas o bajo una piedra en espera de condiciones adecuadas. Así que este año que está lloviendo mucho, es posible que fuentes y manantiales que llevan varios años secos vuelvan a tener agua y podría darse la agradable sorpresa de que algunas salamandras que hayan pasado los últimos años cual bellas durmientes volvieran a la vida. En la provincia de Málaga, a escasos kilómetros de la frontera con la provincia de Granada, hay algunas salamandras longirostris, aunque su tendencia es más a retirarse hacia el oeste que a reconquistar territorio, porque los últimos años han sido muy malos en lo que se refiere al agua, y sin puntos de aguas limpias y sin contaminar, las salamandras no se reproducen, y si una especie no se reproduce, pues se extingue.

    ResponderEliminar
  3. Jeje, yo entiendo perfectamente lo que quieres decir, mi comentario era mucho más frívolo: me hace gracia que que la salamandra GOZE del estatus de estar extinguida, en vez de SUFRIRLO ;-)

    Muy interesante lo de las salamandras-durmientes. Me sorprende además esa longevidad tan llamativa y que puedan estar años en suspensión.

    ResponderEliminar
  4. Sí, había entendido el sentido de tu comentario. El rollo lo he soltao porque se me había olvidao decirlo en el post y aprovechando que te respondía...

    es que últimamente estoy muy sensibilizado con los herpetos y su situación, porque los pobres mueren a millones en las carreteras, les están eliminando las zonas de cría, la gente los odia, y ni las autoridades ni los ecologistas se preocupan de ellos.

    se dedican millones a salvar al lince, y por cuatro duros se podrían habilitar charcas estrategicas con agua en verano, pasos en las carreteras, y campañas de concienciación de la gente sobre su situación.

    ResponderEliminar
  5. No sé si leerás este mensaje, es a propósito de su incapacidad natatoria. Verás, cuando era niña encontré una salamandra muerta (supongo que ahogada) en un bebedero para los animales, siempre me llamó la atención y ahora te leí y lo recordé :)

    Un blog estupendo, mis felicitaciones :)

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Meninheira. Leo todos los comentarios, aunque por cuestiones de tiempo no los respondo todos...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...